VUELOS SEGUROS

Aerolíneas: ¿Cómo funcionan los filtros HEPA en los aviones?

A la hora de desarrollar los nuevos protocolos sanitarios, el punto de partida de las aerolíneas son los filtros HEPA. ¿Cómo funciona esta tecnología?

Si bien se pusieron de moda en los últimos meses por efecto de la pandemia de Covid-19, los filtros HEPA, principal estandarte de las medidas de bioseguridad implementadas por las aerolíneas, son una tecnología que está presente en la industria aérea desde hace años.

Los aviones modernos, que se utilizan en todo el mundo, están equipados con filtros HEPA, acrónimo de High Efficiency Particulate Air.

El sistema consta de un esquema de diversos filtros de fibra de carbono, de distinto grosor, que va reduciendo el tamaño de las partículas que pueden pasar, lo que termina impidiendo que virus y bacterias los atraviesen. Estas capas llegan a no permitir el paso de partículas más grandes a 0,3 micrones: el Covid-19 mide entre 0,6 y 1,4 micrones. Su efectividad es del 99,97%.

Estos filtros, sumados al sistema de renovación del aire en la cabina, que cambia íntegramente el aire cada tres minutos, generan un ambiente limpio y desinfectado. La tecnología de filtros HEPA es utilizada por quirófanos en todo el mundo.

“El aire en los aviones es una mezcla 50/50 de aire exterior y aire recirculado que pasa por filtros HEPA”, comentó Joseph Allen, director del Programa Healthy Buildings, de la escuela T. H. Chan de Salud Pública, de la Universidad de Harvard. “Yo diría que ir a un restaurante es más riesgoso que sentarse en un avión, en uno de los más grandes”, comentó Linsey Marr, profesor de Ingeniería Civil y Ambiental del Virginia Tech Institute.

El filtrado del aire en un avión.

Embed

¿Quién paga las pruebas PCR?

El nuevo debate en términos operativos es la realización de pruebas rápidas antes de embarcar. De este modo, se incrementaría la seguridad, dado que cada vuelo podría afirmar que despega sin viajeros contagiados. Y volvería innecesarios otros mecanismos que son igual de disuasorios para los viajes como la cuarentena, tanto en el país de origen a la vuelta del viaje, como en el país de destino al momento de arribar.

Varias compañías aéreas de Estados Unidos y Europa han comenzado a realizar test rápidos entre sus pasajeros, en rutas seleccionadas. Uno de los puntos clave en esta iniciativa es quién debe cubrir el costo de los test.

En algunos casos, son los propios pasajeros los que deben pagarlos, en otros son las compañías aéreas las que pagan. Entidades gremiales-empresarias como IATA o el Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI) abogan por que sean los propios Estados los que cubran este “costo extra”.

Temas relacionados

Notas de Tapa