LUJO EN LATINOAMÉRICA

Alta gama. "Hay una oportunidad histórica"

Javier Arredondo, director general de Virtuoso para América Latina y Caribe, planteó que el turismo de alta gama en la región tiene una oportunidad histórica.

En el marco del informe especial de Ladevi Latam sobre el turismo de alta gama, Javier Arredondo, director general de Virtuoso para América Latina y Caribe, analizó las tendencias del segmento y por qué la transformación en la demanda de viajes de lujo es una oportunidad para la región.

El impacto del Covid en el turismo de alta gama

“El golpe ha sido muy desigual”, resumió Javier Arredondo. No sólo entre países, y en función de las restricciones impuestas, sino también -y fundamentalmente- de acuerdo a la ubicación de las propiedades, en un momento donde la necesidad de espacio y privacidad direccionó las decisiones de los viajeros de lujo. “Si algo mostró la pandemia es que en la alta gama la gente está evitando las ciudades en favor de lugares más aislados. Algo que me tiene sorprendido es el resultado que han tenido los destinos de playa. Tanto en México como en Costa Rica, por citar algunos casos, tuvieron un éxito espectacular. Pero, por otro lado, las ciudades mantuvieron los hoteles cerrados más de un año. Lo mismo aplica entre países. Algunos siguen con muchas restricciones y hay otros donde parece que no pasó nada”, completó el ejecutivo de la red global de agencias de viajes especializadas en lujo.

Ver un resumen con contenido adicional de la entrevista a Javier Arredondo (Virtuoso)

Embed

Una oportunidad histórica para el lujo en Latinoamérica

Con clientes que no tienen problemas de bolsillo, la oferta de lujo de todo el mundo es una potencial competidora. Ahora bien, para el director de Virtuoso (una red global de agencias especializadas con más de 20 mil asesores), la pospandemia no implicará un retorno inmediato a los hábitos previos. “Creo que en un futuro cercano va a seguir siendo difícil ir a Asia. Y si ya no tienes ese continente como opción y quieres ir a un lugar remoto a la orilla del mar, a una selva o una reserva ecológica, te quedan África o Latinoamérica. Y estoy seguro de que nos vamos a beneficiar de eso, aunque no tenga que ver con que hayamos hecho algo bien o mal acá”, reflexionó Arredondo, quien añadió dos factores adicionales: una conectividad relativamente buena y la ventaja de la cercanía del mercado número 1, Estados Unidos. “Esos estadounidenses o canadienses a quienes les gustaba viajar a Bali o a Japón por un tiempo no van a poder ir. Y así van a descubrir y animarse a volar a Chile o Perú. Entonces, creo que es una oportunidad histórica para trabajar esos mercados”, vaticinó el ejecutivo de Virtuoso. “Ya pasó con México. Escucho muchas agencias estadounidenses que antes vendían Europa, Asia o cruceros y ahora te dicen ‘México nos salvó’. Descubrieron algo que no conocían y es fácil de vender”, remató Arredondo.

¿Puede Latinoamérica aprovechar la oportunidad del turismo de alta gama?

Un tema espinoso para cualquier segmento es cómo lidiar con la caída de la imagen de Latinoamérica, en términos de seguridad, estabilidad política y otros desafíos que exceden al sector. “Son problemas que no podemos ignorar”, reconoció Javier Arrendondo, quien matizó: “De todos modos, la gente que viaja sabe leer más allá de los encabezados de las noticias. Por eso es importante viajar, porque ves de primera mano que en ese país que leíste que se estaba cayendo hay gente en la calle, riendo y comiendo”. A continuación, el ejecutivo de Virtuoso realizó un alegato potente a favor de la potencialidad de la región: “Ligado a ello veo un cambio en para qué viaja la gente a las ciudades. Y, en ese sentido, creo que una fortaleza de Latinoamérica es el tema de la gastronomía, que ha tenido un boom muy sólido, que hace de contrapeso ante las noticias negativas. Entonces, a nivel percepción la gente se plantea: ‘Si era peligrosísimo, cómo es que hay una movida gastronómica increíble en Lima, Santiago, Buenos Aires o Ciudad de México’. Dejan de ver lo otro, porque se mueren de ganas de ir a probar esa comida (…) Viajar es un antídoto para el bombardeo de noticias negativas. Aquí hay mucha gente valiosa haciendo cosas maravillosas en el mundo del arte, la gastronomía, la arquitectura y el diseño. Es tan rico lo que pasa en Latinoamérica que hay que ir a verlo”.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCU-JQR3KoM1%2F%3Futm_source%3Dig_web_copy_link&access_token=EAAGZAH4sEtVABABqI4QakdFVfWdRLHuzW9iPZBeuKu4xteSEfYZBf5RZCKhduiRgZBhYGFsN90BlfypB8MNGc3WsBnKLbxYaZC54HMGHyX0wZCSn1U92qZCWcDwOaXl7ZCxBNJKC5BnPQkHLfykU9jOj2t8IBiYjeTV4Y6cIHnYZCafTgYuFrvZA5LB
View this post on Instagram

A post shared by Virtuoso (@virtuosoltd)

  • ¿Hay espacio para que agencias especializadas en otros segmentos decidan virar hacia el nicho de alta gama?
  • Espacio sí hay, porque sigue habiendo mucha gente que no usa a las agencias de viajes. El tema es que no puedes vender lujo si no sabes de lo que estás hablando. Y el otro desafío es encontrar a los clientes. Son gente muy viajada y muy exigente. Entonces, no cualquiera puede porque requiere de muchísimo conocimiento.

Leer el informe especial de Ladevi Latam "Alta Gama. Una oportunidad de lujo para Latinoamérica"

Temas relacionados

Notas de Tapa