informe

Bodas y romance, maximiza negocios y posiciona destinos

El turismo de Bodas muestra signos positivos de recuperación. Lejos de los niveles históricos, la pospandemia trajo nuevas oportunidades para los destinos.

Prepandemia o pospandemia, son muy pocos los invitados que le dicen “no” a un casamiento, incluso si asistir a las Bodas les implicara movilizarse de su lugar de origen y viajar a otra ciudad o país.

El turismo de Romance, el rubro más romántico dentro de la industria de reuniones, muestra signos positivos de recuperación en Latam y una gran resiliencia para adaptarse a los nuevos requerimientos tras el boom epidemiológico del Covid-19.

Este segmento de mercado tiene un gran potencial para la región y, de acuerdo con la Association of Destination Wedding Professionals (Iadwp), generó alrededor de US$ 80 mil millones en 2019 -último informe disponible-, los cuales corresponden a “Bodas en destino”, “Lunas de Miel”, “Viajes de los asistentes al evento”, “Renovación de los votos”, “Aniversarios” y “Despedidas de soltero”, entre otros.

Asimismo, notificaron que esta propuesta suele suponer estancias mínimas de tres días para grupos de 40 a 500 invitados.

En cuanto a su actualidad, el turismo de Romance registró un crecimiento del 30% a nivel mundial en 2022 respecto al año pasado. Eurasia, México, Sudamérica y Estados Unidos traccionaron la recuperación.

turismo de reuniones mice latam 2
MICE: la pandemia y el actual contexto epidemiológico y económico global trajeron aparejados nuevos formatos de casamientos, generando oportunidades para diversos destinos de Latam.

MICE: la pandemia y el actual contexto epidemiológico y económico global trajeron aparejados nuevos formatos de casamientos, generando oportunidades para diversos destinos de Latam.

Bodas, los primeros pasos de la reactivación

Siendo México uno de los destinos que más rápido se está recuperando en el segmento bodas -recibe un 23% en cuanto a la demanda del turismo de romance a nivel mundial-, cabe aclarar que la pandemia y el actual contexto epidemiológico y económico global trajeron aparejados nuevos formatos de casamientos, generando oportunidades para diversos destinos de la región.

Camelú Millán, directora corporativa de la Association of Bridal Consultants Latam, especificó que entre los productos más elegidos aparecen las “Bodas de Escapada”.

Se trata de novios contratando en el hotel al fotógrafo, el ramo y el pastel. Esta experiencia, que se une además con la luna de miel, cuesta unos US$ 1.000”, explicó.

Te puede interesar: Turismo de Reuniones, un legado reanimado

No obstante, reconoció que además se están organizando bodas íntimas, con un grupo reducido de invitados. “La inversión está puesta en la decoración y el armado de la mesa con la mejor cristalería y detalles de lujo. En este caso el costo puede oscilar de los US$ 10 mil a los US$ 20 mil”, manifestó.

Por su parte, las Bodas Pop Up también son celebraciones que hoy marcan tendencia. En este caso, los protagonistas convocan a grupos pequeños de invitados para que disfruten una experiencia exclusiva diseñada en torno al romance y con mucha identidad local.

Este tipo de bodas, que puede extenderse a un programa de dos o tres días, se pueden llevar a cabo en una playa, una ciudad colonial o viñedo, por citar algunos ejemplos.

bodas mice turismo de reuniones latam
Bodas: el turismo de Romance muestra signos positivos de recuperación en Latam y una gran resiliencia para adaptarse a los nuevos requerimientos tras el boom epidemiológico del Covid-19.

Bodas: el turismo de Romance muestra signos positivos de recuperación en Latam y una gran resiliencia para adaptarse a los nuevos requerimientos tras el boom epidemiológico del Covid-19.

Los hoteles diversifican la oferta

Si bien el escenario predilecto de muchas parejas para celebrar su amor son las playas de arenas blancas y mar turquesa, las nuevas generaciones también se ven atraídas por los parajes coloniales, los escenarios urbanos y las propuestas de aventura, como llevar a cabo la boda durante un vuelo en globo.

De esta manera, los hoteles están adaptando sus propuestas y suman a su cartera de proveedores a artesanos de la comunidad, cocineros locales, negocios sustentables y cooperativas, buscando así el desarrollo social con perspectiva de género e inclusión.

En cuanto a innovación, en los destinos de playa los establecimientos todo incluido están en la constante búsqueda de propuestas románticas y de lujo.

En el caso de las bodas de escapada proponen habitaciones superiores o cabañas con vistas al mar, que incluyen la ceremonia; así como suman experiencias como cena para dos, catas de vino o una sesión de reflexología para la pareja.

Para quienes buscan una aventura fuera de lo común para novios e invitados también están disponibles las bodas submarinas en cayos o islas del Caribe.

Te puede interesar: El turismo en Latinoamérica crecerá el doble que la economía

Alojamientos urbanos invitan al amor

Los hoteles urbanos también están en la búsqueda de propuestas superadoras. Se trata de bodas que tienen un estilo más elegante, cosmopolita y moderno.

De modo que las terrazas y los rooftops se visten de gala para celebrar los enlaces y darles a los agasajados las mejores vistas de la ciudad; mientras que hay bodas en hoteles que buscan anclarse en la identidad y cultura local los destinos de América Latina.

Las prioridades de los novios

  • Facilidad de acceso al destino 90%.
  • Precio 85%.
  • Atractivos del destino 75%.
  • Variedad de actividades 72%.
  • Calidad de hoteles 66%.
  • Clima 62%.
  • Hospitalidad 32%.
  • Diversión 16%.
  • Facilidad para la organización 8%.
  • Gastronomía 5%.

Temas relacionados

Deja tu comentario

Notas de Tapa