informe

El Caribe y Latinoamérica en "modo crecimiento"

El Caribe y América Latina demostraron una de las recuperaciones más rápidas hacia los niveles de 2019. La transición de recuperación a crecimiento, amenazada.

"El turismo en Latinoamérica, la región más golpeada por el Covid-19, se está acercando a las cifras anteriores a la pandemia", reconoció Zurab Pololiskashvili, secretario general de la Organización Mundial del Turismo (OMT), hace unas semanas.

Asimismo, ponderó que los arribos internacionales coquetean -en algunos destinos son superiores- con los registros históricos de 2018; al tiempo que sostuvo que los destinos de sol y playa son los escenarios donde el turismo se recuperó más rápido.

Te puede interesar: Islas y playas, un producto mundial para el turista argentino

En sintonía, desde WTTC vaticinan que el turismo internacional volverá a los niveles previos a la pandemia en 2023, y estiman que se crearán casi 126 millones de nuevos puestos de trabajo en el sector durante la próxima década. De esos nuevos puestos, unos 16 millones estarán en dicha región.

No obstante, quedarse en el espejismo de las estadísticas no solo inhibiría la posibilidad de leer lo que falta para transformar la recuperación en crecimiento, sino que además sería un peligroso paso en falso en un contexto macro plagado de retos.

Al respecto, entre los dilemas que debe afrontar Latinoamérica y el Caribe sobresalen la conectividad, desaceleración de la economía mundial, falta de mano de obra calificada, inflación y aumento de los costos del combustible, entre otros.

Caribe y América Latina islas y playas
El Caribe y América Latina son dos regiones que demostraron una de las recuperaciones más rápidas hacia los niveles de 2019.

El Caribe y América Latina son dos regiones que demostraron una de las recuperaciones más rápidas hacia los niveles de 2019.

Caribe y Latinoamérica, más que un amor de verano

En los primeros nueve meses de 2022 la reactivación ha sido notable en casi toda América Latina. Sin embargo, no es lo mismo haber llegado a estar un 15% por debajo de la cantidad de arribos internacionales del mismo período en 2019, como en el caso del Caribe y Centroamérica; que todavía estar a un 45% del año prepandemia, como es el caso de algunos países de Sudamérica.

Si vamos directamente a destinos puntuales, el panorama es todavía más divergente. Incluso, algunos ya dejaron la fase de reactivación para meterse en la de crecimiento.

A modo de muestra, y de acuerdo con los datos revelados por ForwardKeys, a la cabeza de las llegadas desde el extranjero se encuentran República Dominicana (+40%), Islas Vírgenes de Estados Unidos (+33%) Costa Rica (+30%) y Martinica (+26%).

caribe cancún méxico playa
10% más que en 2019, fueron los ingresos por turismo internacional en México en lo que va del año.

10% más que en 2019, fueron los ingresos por turismo internacional en México en lo que va del año.

Cabe destacar que mientras Curazao registró un incremento del 300% en las recaladas desde Argentina, los ingresos por turismo internacional en México superan en un 10% el 2019.

Asimismo, y pese que el mercado emisor estadounidense impulsa, en gran parte, la recuperación, son los propios viajeros latinoamericanos los protagonistas de este crecimiento.

Por otra parte, algunos destinos del Caribe, además, están consiguiendo recuperar el mercado corporativo. La conectividad aérea parece ser la clave para apuntalar este comportamiento.

Una industria productiva

El Fondo Monetario Internacional (FMI) pronostica que la economía de América Latina y el Caribe crecerá un 1,7% en 2023, lo que significa alrededor del 50% de la expansión económica proyectada de China, India, África subsahariana y otras partes del mundo en desarrollo.

No obstante, advierte que a los países latinoamericanos y caribeños que dependen del turismo les irá mejor.

En números, en 2021 la contribución del sector de Viajes y Turismo al PIB en América Latina creció un 26,5%, por encima de la media mundial y de la tasa de recuperación media de la Unión Europea. Para este año, incluso, se espera que de otro salto del 23%, creando la friolera de 769 mil nuevos puestos de trabajo en Latinoamérica.

caribe república dominicana islas y playas
La transición “recuperación a crecimiento” sigue amenazada por la inflación, falta de vuelos, suba del combustible y desaceleración de la economía global.

La transición “recuperación a crecimiento” sigue amenazada por la inflación, falta de vuelos, suba del combustible y desaceleración de la economía global.

De acuerdo con el último Informe de Impacto Económico (EIR) del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC), la mayor recuperación de la contribución del sector al PIB en la región se produjo en Colombia (+83,8%), El Salvador (+60,4%), Venezuela (+51,7%), Panamá (+46,5%), Guatemala (+44,3%) y Perú (+41,1%).

De todos modos, salvo casos específicos, se espera que la contribución del sector a la economía alcance los niveles de 2019 recién en 2024, aunque WTTC ya anticipó que algunos países lo harán antes.

Asimismo, desde el organismo pronostican una tasa de crecimiento interanual del 4% durante los próximos 10 años para el sector en América Latina. Traducido en nuevos puestos de trabajo, prevé que en la próxima década se creen más de 5,5 millones empleos en el sector, llegando a más de 20,5 millones en 2032.

El lado B de la recuperación

“Los altísimos precios de la gasolina y el endurecimiento agresivo de la política monetaria llevan a la economía mundial al borde de una recesión a finales de 2022 o principios de 2023”, sentenció el último informe de Oxford Economics.

En línea, desde el FMI prevén que el desarrollo global se desacelerará un 6% en 2021, un 3,2% en 2022 y un 2,7% en 2023. “Exceptuando la crisis financiera mundial y la fase aguda de la pandemia de Covid-19, este es el perfil de crecimiento más flojo desde 2001”, advirtieron.

No obstante, y en una mirada introspectiva, Julia Simpson, presidenta y CEO de WTTC, dijo que no prevén un impacto particularmente duro para el turismo en Latinoamérica.Creemos que la recesión económica puede ser fuerte, pero sobre todo en Europa o Inglaterra por los problemas de combustible y energía. No veo que vaya a afectar a América Latina y el Caribe, aunque puede que haya mercados a los cuales les cueste más viajar hacia la región”.

islas y playas caribe lataniamérica
2024 será el año en que la región de Latinoamérica y el Caribe alcance, en su totalidad, los niveles de 2019.

2024 será el año en que la región de Latinoamérica y el Caribe alcance, en su totalidad, los niveles de 2019.

Inflación, un enemigo agazapado

Expertos en la materia económica coinciden que el crecimiento de los viajes en la región podría ralentizarse por los registros históricos de inflación.

Entre sus argumentos exponen que las economías más desarrolladas alcanzaron niveles inéditos para las últimas cuatro décadas.

En Estados Unidos, por ejemplo, el incremento anualizado del costo de vida está en el 8,5%, un dato que solo se equipara a los de los primeros años de la década del 80 del siglo pasado. En la zona euro llega al 9,1%, con picos por encima del 10% en economías como las del Reino Unido, España, Grecia y Países Bajos.

islas y playas caribe Latinoamérica
40% más de turistas internacionales visitaron República Dominicana en los primeros nueve meses del año en relación a 2019.

40% más de turistas internacionales visitaron República Dominicana en los primeros nueve meses del año en relación a 2019.

En Latinoamérica el panorama no es diferente. Países como Argentina, donde la inflación es un problema de arrastre, el índice anualizado es del 76,6%; pero en otros, menos acostumbrados a este problema, también la suba anualizada de precios está en niveles preocupantes en torno a los dos dígitos: Chile, 14,1%; Colombia, 10,84%; Brasil, 10,07%; y México, 8,7%.

Si bien aún la demanda de turismo no ha acusado impacto de la evidente escalada inflacionaria, hubo aumentos generalizados en lo que va del año, incluso por encima del promedio general de la inflación.

Entre las explicaciones para este fenómeno aparecen: por un lado, todavía se está purgando la demanda acumulada tras dos años de pandemia: y por el otro, durante los encierros del Covid-19 muchos consumidores pudieron acumular un stock de ahorros que se expresó este 2022 en la alta inversión en viajes.

Del crecimiento a la recuperación, la transición

Dejando de lado la frialdad de los números, también es importante entender qué cambios hay en la demanda internacional en materia de productos y consumos..

Un estudio de Think with Google muestra que el deseo de viajar está intacto; así como detalla que en promedio, el 88% de los viajeros latinoamericanos optarán por viajes de placer y ocio antes que los de trabajo, mostrando niveles similares a los del periodo prepandemia.

A su vez, revela que el 96% tiene intenciones de hacerlo en avión; mientras que en todos los países el precio del ticket y los descuentos son los principales motivos que los impulsarían a viajar más, seguido por la flexibilidad, ya sea para cancelar o volver a hacer la reserva sin cargos.

caribe Latinoamérica islas y playas
Los arribos internacionales y los ingresos generados coquetean con los registros prepandémicos.

Los arribos internacionales y los ingresos generados coquetean con los registros prepandémicos.

Por su parte, desde la Escuela de Negocios OBS (partner académico de la Universidad de Barcelona) plantean que seguirán cotizando al alza los sitios despoblados, aquellos que conjuguen la experiencia de lo natural y lo cultural, pero -que desde el glamour o lo rústico- eviten el contacto masivo.

A su vez, los valores relacionados con los paradigmas de la sostenibilidad también son prioridades para la nueva demanda. Los turistas se desplazan de un territorio a otro con una conciencia social y ecologista, la cual debe ser procesada por los operadores y servicios turísticos.

Por otra parte, un desafío mayúsculo involucra a la tecnología, ya sea para garantizar la seguridad como para acceder a boletos o reservas de alojamiento, o contar con esa hiperconectividad que favorece los recorridos.

En números

  • 2024 será el año en que la región de Latinoamérica y el Caribe alcance, en su totalidad, los niveles de 2019.
  • 16 millones de empleos turísticos se generarán en la región en la próxima década.
  • 40% más de turistas internacionales visitaron República Dominicana en los primeros nueve meses del año en relación a 2019.
  • 10% más que en 2019, fueron los ingresos por turismo internacional en México en lo que va del año.
  • 1,7% es el crecimiento económico previsto para América Latina y el Caribe en 2022, según el FMI.
  • 97% son los pasajeros transportados en avión en la región respecto a 2019.
  • 10,84% es la inflación oficial en Colombia.

El dilema de la conectividad

Según un informe de ALTA, en septiembre de 2022, Latinoamérica y el Caribe llegó a transportar por primera vez el mismo volumen de pasajeros que en el mismo mes de 2019, e incluso lo superó en un 1,2%, siendo la primera región del mundo en hacerlo.

En términos de RPK (revenue passenger kilometer) la región también continúa liderando la recuperación, sin embargo, no ha llegado a los niveles de 2019, aunque está muy cerca con el 97.4%. No sorprende que los pasajeros se hayan recuperado más rápidamente que los RPK. Lo anterior, se debe a que muchos viajeros han preferido vuelos domésticos o cortos, que vuelos de larga distancia o transatlánticos.

Cuba sigue sin arrancar

La economía cubana crecería un 2% este año, frente a una predicción oficial anterior del 4%. Esta conjetura coincide con las estimaciones turísticas, las cuales estiman que la isla probablemente termine 2022 con alrededor de 1,7 millones de turistas internacionales, una cifra muy por debajo de su objetivo original de 2,5 millones.

Temas relacionados

Deja tu comentario

Notas de Tapa