Con la mira en la temporada de verano

La Unión Europea avanza hacia la reactivación turística

Los expertos de la Comisión de Turismo y Transporte emitieron una serie de recomendaciones para la actividad, desde nociones sanitarias hasta un protocolo sugerido de normalización. No emitieron opinión sobre las cuarentenas para los viajeros.

La Comisión de Turismo y Transporte de la Unión Europea se reunió ayer y emitió una serie de recomendaciones para reactivar la actividad. En términos políticos sugirió una coordinación sobre la apertura de fronteras, y propone un restablecimiento gradual de la actividad en tres fases. No recomendó impedir a las líneas aéreas vender “el asiento del medio”, las instó a que hagan los vouchers más tentadores para los pasajeros, aunque tampoco las exime de asumir los reembolsos de aquellos pasajeros que lo demanden. También recomendó un nuevo procedimiento sanitario para los aeropuertos.

LAS RECOMENDACIONES DEL PROCESO.

Comenzando por el proceso de compra y de reserva, el planteo es que se impulse la compra web para evitar aglomeraciones. De cara al pasajero, la UE recomienda que siempre que sea posible se “registre por adelantado y electrónicamente”. “Llegue temprano al centro cuando se lo indique su operador, y respete el distanciamiento social (1,5 a 2m) cuando sea necesario. En la estación/puerto/aeropuerto, puede que tenga que usar una máscara facial”, afirma el texto. Con relación a las empresas de transporte, la recomendación es que garanticen “la limpieza y desinfección periódicas de estaciones/puertos/aeropuertos. Disponibilizar desinfectante de manos para los usuarios, quitar mesas y bancos para evitar aglomeraciones y garantizar el distanciamiento en la entrega de equipaje, en los puntos de seguridad y control de fronteras, y durante el embarque/embarque”.

Durante el viaje, la comisión recomienda “permanecer separado de los otros pasajeros, especialmente si viaja solo”. También habla de la posibilidad de abordar por una puerta trasera para proteger al viajero y al conductor (especialmente para el transporte terrestre) y eliminar la compra de productos, “incluidos alimentos y bebidas, a bordo para evitar el contacto tanto como sea posible”. En tanto las empresas deben garantizar una ventilación adecuada del vehículo, desarrollar un protocolo en caso de que los pasajeros se enfermen o muestren síntomas durante el viaje. También limpiar y desinfectar los vehículos regularmente.

A la hora de la estadía se recomienda también la distancia de 1,5 a 2 metros en las áreas comunales de todo el establecimiento, impulsar medidas de higiene para evitar infecciones (toser sobre el pliegue del codo y demás). Y según los especialistas, se debe recomendar el uso de tapabocas en todas las instancias del viaje.

GUIÑO A MEDIAS PARA LAS AEROLÍNEAS.

Con relación a las líneas aéreas, los especialistas indicaron que no consideraban necesario que se restrinja la capacidad de los aviones, obligando a las líneas aéreas a no vender el asiento del medio. Los aviones más utilizados a nivel corto y medio, el Boeing B-737 y la Familia A320, utiliza el mismo esquema 3 asientos-pasillo-3 asientos, una fila de 6. Debido al distanciamiento social, la idea que circuló entre diversos estamentos gubernamentales era prohibir la venta de una hilera de modo que la configuración que se ocuparan los asientos 1, 3, 4 y 6.

Ahora bien, si este consejo fue como música para los oídos de las líneas aéreas, la Comisión habló de abrir las fronteras pero nada dijo de las cuarentenas que muchos países pretenden instalar e instó a que las compañías aéreas vuelvan tentadora la propuesta de los vouchers que los pasajeros opten por ella en lugar de los reembolsos.

EL PASO SIGUIENTE.

La comisión propone, finalmente, un proceso de tres fases paulatinas para lograr el retorno a la “normalidad”. El punto de partida, la Fase 0 es la inicial, con restricciones para los viajes no esenciales. La Fase 1, plantean que “las restricciones y los controles de seguridad se levantarán poco a poco entre regiones, áreas y Estados miembro que tengan una situación epidemiológica similar; se podrá viajar por motivos profesionales y personales, así como para hacer turismo”. Por último, en la Fase 2 “se permitirían ya todos los desplazamientos dentro de la UE, pero manteniendo las necesarias medidas sanitarias".

Aunque la comisión tiene el valor de brindar su opinión, será la Agencia para el Control de Enfermedades de Europa (ECDE) y la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA), publicarán una serie de guías al respecto.

La comisión considera que “la coordinación entre países y un enfoque común en materia sanitaria será ‘crucial’ para restaurar la confianza de los turistas y que los europeos vuelvan a tener ganas de viajar y pasar tiempo de vacaciones.

Notas de Tapa