PANDEMIA Y CRISIS

Crisis del turismo: el impacto en las empresas del sector

Aerolíneas que se acogieron al Capítulo 11, navieras quebradas y grandes operadores con cierres definitivos configuran la crisis del turismo.

A finales de marzo los expertos en turismo advertían sobre el inminente cierre de pequeñas empresas que no se hizo esperar. Aunque la crisis del turismo también ha alcanzado a las grandes compañías.

Avianca, la primera en acogerse al Capítulo 11

El 12 de mayo de 2020, Anko van der Werff, presidente de Avianca Holdings, confirmó que se acogió al Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos. Antes de la pandemia, esta aerolínea había realizado un ambicioso plan de salvamento que se complicó debido a la paralización de vuelos a nivel mundial. “A pesar de la eficaz reestructuración de la deuda en 2019 y la ejecución exitosa de su plan ‘Avianca 2021’ hasta mediados de marzo, la velocidad y el dramático escalamiento del impacto de la crisis de Covid-19 han llevado a la compañía a acogerse al Capítulo 11 en Nueva York, Estados Unidos”, señalaba un comunicado oficial. “Avianca se compromete a continuar sirviendo a sus clientes con viajes aéreos seguros y confiables y con un servicio de alta calidad, a medida que las restricciones de viaje generadas por el Covid-19 se vayan levantando gradualmente”, agregaba el texto. En ese mismo lapso, la compañía anunció el cierre definitivo de operaciones en Perú, mientras Avianca Brasil se declaró quiebra. En la actualidad la filial en Ecuador se encuentra operativa, mientras Colombia está a la espera del reinicio de operaciones.

Anko Van der Werff.jpg
Anko Van der Werff, CEO y presidente de Avianca Hóldings, la primera gran empresa que acusó el golpe de la crisis del turismo.

Anko Van der Werff, CEO y presidente de Avianca Hóldings, la primera gran empresa que acusó el golpe de la crisis del turismo.

El cierre definitivo de Tame en Ecuador

Mediante una cadena televisiva, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, anunció el 19 de mayo la liquidación de la única aerolínea nacional que existía, Tame. Varios expertos de ese país consideraban que dicha empresa pública era un “regulador de precios” en el mercado. En sus declaraciones Moreno dijo que tras perder más de US$ 400 millones en cinco años, Tame preservaría solo las rutas en lugares que no tengan alternativas de empresas privadas, resolución que a la final no se concretó. A finales de abril, IATA informó a Ladevi sobre la suspensión de la línea aérea del BSP: “Podemos confirmar que, tal como se estipula en el reglamento de estos sistemas, hemos suspendido desde el 7 de abril a la aerolínea Tame (EQ) del Plan de Facturación y Liquidación (BSP). Sin embargo, también estamos trabajando con la línea aérea para lograr su reintegro a nuestros sistemas de liquidación financiera. Los usuarios del sistema fueron informados oportunamente”. Y es que la línea aérea arrastró grandes pérdidas desde que se convirtió en empresa pública en 2012.

Tame liquidación definitiva

Latam Airlines, la segunda aerolínea regional afectada

A finales de mayo, Latam informó sobre el concurso de acreedores que se concretó en Estados Unidos, y alcanzaba a la filial local de Latam Airlines y a las de Chile, Perú, Colombia y Ecuador; pero dejaba afuera a las de Argentina, Paraguay y Brasil.

De esta manera, la operadora aérea más grande de la región se sometió de modo voluntario a la protección del concurso de acreedores contemplado en el Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos. “A la luz de los efectos de Covid-19 en la industria de la aviación mundial, este proceso de reorganización brinda a Latam la oportunidad de trabajar con los acreedores del grupo y otras partes interesadas para reducir su deuda, acceder a nuevas fuentes de financiamiento y continuar operando, mientras que permite al grupo transformar su negocio a esta nueva realidad”, afirmó la compañía en un comunicado.

B787 Latam.jpg
Boeing B-787 de Latam Airlines.

Boeing B-787 de Latam Airlines.

Latam Argentina no sobrevivió

A pesar de los esfuerzos por salvar a la filial de Argentina, el cierre fue inminente. El anuncio se realizó en junio de este año. Latam Argentina era la segunda empresa más grande de cabotaje, pues según los datos de la ANAC, Latam Argentina es la empresa que acapara la segunda participación más grande de mercado, tras Aerolíneas Argentinas/Austral. Sólo durante 2019, la filial en ese país movilizó poco más de 2,5 millones de pasajeros.

Hertz Corporation, operativa pero en concurso de acreedores

El grupo Hertz se acogió al Capítulo 11 de la ley estadounidense de bancarrota. De esta forma se protegió ante virtuales pedidos de quiebra. Desde mediados de abril, Hertz, el grupo rent a car más grande del mundo venía acusando el golpe provocado por el coronavirus, momento en que anunció la suspensión de 10 mil empleados. Pero con la profundización de la crisis, el 22 de mayo, el holding decidió despedir a 12 mil trabajadores y dejar en situación de "furlough" (sin percepción de haberes) a otros 4.000 colaboradores, declarándose en cesación de pagos. Así, con una deuda estimada en US$ 19 mil millones, Hertz Corporation se acogió a la protección del Capítulo 11 de Estados Unidos ante la Corte de Bancarrota del estado de Delaware. La iniciativa le permite operar con normalidad, pero con un freno a la presión de los acreedores y ante eventuales pedidos de quiebra. Si bien la operación de Hertz y sus subsidiarias como Dollar y Thrifty entre otras seguirán funcionando normalmente en Estados Unidos y Canadá, las más de 8.000 oficinas en 150 países son empresas independientes y no tienen vinculación financiera con esta situación.

hertz EEUU en capitulo 11.jpg
Hertz no pudo escapar a la crisis del Coronavirus. Se presentó en el Capítulo 11 para mantener sus operaciones con normalidad.
Hertz no pudo escapar a la crisis del Coronavirus. Se presentó en el Capítulo 11 para mantener sus operaciones con normalidad.

Pullmantur Cruceros: una quiebra inesperada

Los propietarios de la naviera, Cruises Investment Holding (51%) y Royal Caribbean Group (49%), confirmaron el 22 de junio que presentaron a Pullmantur Cruceros en concurso de acreedores y que la intención era llevar adelante la reestructuración de la empresa.

"A pesar del gran progreso que la compañía hizo para lograr un cambio en 2019, su gran compromiso y los mejores esfuerzos de sus empleados dedicados, los vientos en contra causados por la pandemia son demasiado fuertes para que Pullmantur los supere sin una reorganización", declaró la junta directiva de la naviera, que había suspendido sus salidas hasta el 15 de noviembre de 2020.

Con una estimación de 150 mil clientes globales afectados, la noticia ensombrece el ánimo de las agencias. Qué pasará con las reservas y quién se hará cargo de la devolución de lo precomprado por las agencias son dos preguntas que hasta el momento preocupan a clientes e intermediarios. Pullmantur Cruceros era una de las navieras más importantes para el mercado latinoamericano.

PULLMANTUR CONCURSO 1.jpg
Pullmantur tenía tres barcos en operación: Monarch, Sovereign y Horizon.
Pullmantur tenía tres barcos en operación: Monarch, Sovereign y Horizon.

La reestructuración de Aeroméxico

A finales de junio, Aeroméxico inició un proceso voluntario de reestructuración financiera bajo el Capítulo 11 en Estados Unidos. Sin embargo, la línea aérea sigue operando y reactivará destinos desde Ciudad de México hacia Las Vegas, Denver y San Francisco. La ruta Ciudad de México – Quito (Ecuador) se retomó desde el 2 de agosto. Adicionalmente, en este mes la aerolínea aumentará frecuencias desde Ciudad de México hacia Miami, París y San Pablo. Grupo Aeroméxico pretende utilizar el proceso del Capítulo 11 para fortalecer su posición financiera e implementar los ajustes operativos necesarios para hacer frente al impacto del Covid-19 y crear una plataforma sustentable para el futuro. “Nuestra industria enfrenta desafíos sin precedentes derivado de una significativa reducción en la demanda de pasajeros”, dijo Andrés Conesa, director general de Aeroméxico.

Aeroméxico.jpg
Boeing B-737/800 de Aeroméxico.
Boeing B-737/800 de Aeroméxico.

Easyfly también sigue operativa a pesar de acogerse a la ley de bancarrota

A inicios de agosto, Easyfly (Colombia) confirmó que se acogió al a ley de bancarrotas y responsabilizó al Covid-19. El objetivo fundamental de la operación es “ingresar al plan de reestructuración para consolidar sus deudas ocasionadas por la situación generada por el Covid-19”. En un comunicado, Easyfly indicó “las medidas adoptadas por el Gobierno para mitigar la propagación de la pandemia, unidos a la fuerte caída del precio internacional de petróleo han causado grandes traumatismos en el comportamiento económico de 2020 dejando una expectativa de contracción de la economía entre el -5,5% (Ministerio de Hacienda) y el -4,9% (Banco Mundial) a junio de 2020. El impacto de la pandemia del Coronavirus en la salud pública, la economía y la aviación mundial no tiene precedentes en la historia.”

ATR 42 Easyfly.jpg
ATR-500 de Easyfly.

ATR-500 de Easyfly.

La liquidación de un grande europeo

El último gran cierre se anunció hace poco. Se trata de Trapsatur. Los directivos de la mayorista enviaron al juzgado correspondiente el pedido de liquidación de la empresa. "La presidencia tuvo el firme deseo de intentar reflotar la empresa, pero la actual y futura situación de falta de ventas por el Covid-19 ha imposibilitado que esto suceda, y se ha tomado la decisión de cerrar la firma", aseguraron desde Trapsatur.

Asimismo, la compañía dejó en claro que "no ha dejado a ningún pasajero sin servicios, y su marca es muy reconocida en toda Latinoamérica", y expresaron su firme intención de que finalmente la mayorista "sea absorbida por otra empresa del sector". Ya en marzo pasado, el juzgado madrileño interviniente había resuelto que Trapasatur (perteneciente al grupo Gowaii) entrara en concurso de acreedores.

trapsatur.jpg
Javier Díaz, presidente de Trapsatur.

Javier Díaz, presidente de Trapsatur.

Notas de Tapa