CRISIS DEL TURISMO

El concurso de Pullmantur suma preocupación al sector

Con una estimación de 150 mil clientes globales afectados, la presentación en concurso de acreedores de Pullmantur ensombrece el ánimo de las agencias.

Qué pasará con las reservas y quién se hará cargo de la devolución de lo precomprado por las agencias son dos preguntas que preocupan a clientes e intermediarios luego de que los propietarios de Pullmantur, Cruises Investment Holding (51%) y Royal Caribbean Group (49%), oficializaran la decisión de presentarse en concurso de acreedores en España para llevar adelante la reestructuración de la empresa.

Los vientos en contra causados por la pandemia son demasiado fuertes para que Pullmantur los supere sin una reorganización

"A pesar del gran progreso que la compañía hizo para lograr un cambio en 2019, su compromiso y los mejores esfuerzos de sus empleados, los vientos en contra causados por la pandemia son demasiado fuertes para que Pullmantur los supere sin una reorganización", declaró la junta directiva de la naviera, que ya había suspendido sus salidas hasta el 15 de noviembre.

Embed

Ese escueto comunicado y la promesa de Royal Caribbean Group de que los huéspedes que hayan reservado en Pullmantur tendrán la opción de navegar en otras marcas RCL (incluyendo Royal Caribbean International y Celebrity Cruises) es toda la información oficial que se dio al respecto, para luego pasar a un silencio de radio que inquieta.

¿A LOS BOTES?

“Parece que el futuro no es muy prometedor; sin embargo, y sin quitar un ápice de importancia y gravedad a la situación, prefiero mantenerme optimista. Como decía (o mejor dicho cantaba) Leonard Cohen, ‘There is a crack in everything; that’s how the light gets in’ (‘Hay una grieta en todo; así es como entra la luz’)”, declaraba en una columna hace menos de un mes Richard J. Vogel, presidente y CEO de Pullmantur Cruceros (Leer la columna "Certezas y optimismo en tiempos de crisis").

PULLMANTUR CONCURSO 2 richard-j-vogel.jpg
Richard J. Vogel, presidente y CEO de Pullmantur Cruceros, reconoció que el 40% de los ingresos provenían de Latinoamérica.

Richard J. Vogel, presidente y CEO de Pullmantur Cruceros, reconoció que el 40% de los ingresos provenían de Latinoamérica.

La grieta finalmente se produjo en el casco de Pullmantur y la duda es si las reservas y adelantos se irán a pique con la naviera o no. Al principio, voceros de la compañía buscaban llevar tranquilidad diciendo que se trataba de un concurso con “continuidad” y que la idea no era llegar a la quiebra. Pero a falta de una voz oficial, las versiones se multiplican: desde que la quiebra es inevitable y los cruceros se venderían como chatarra; pasando por que RCL absorberá los tres barcos, los 300 empleados y parte de los € 50 millones de deuda de las tres sociedades de Pullmantur; hasta que se está buscando un comprador para reflotar una marca bien posicionada en el mercado español y latinoamericano. “Los tres barcos de Pullmantur podrían desecharse, ya que tienen alrededor de 30 años y ahora, que hay barcos más jóvenes disponibles para la venta, es menos probable que los más antiguos encuentren un comprador", dijo, por ejemplo, la analista de UBS Robin Farley.

EN ALERTA.

Dada la penetración que tenía Pullmantur en América Latina, donde generaba el 40% de sus ingresos, la situación es altamente preocupante

Según información que manejan asociaciones de defensa del consumidor en España, serían 150 mil los pasajeros afectados por la quiebra de la compañía. Las mismas entidades aclaran que, según las normas, quien haya contratado el viaje en una agencia será ésta quien se deba hacer cargo de devolver el dinero u ofrecer una propuesta de viaje alternativa para que el cliente decida.

Dada la fuerte penetración que tenía Pullmantur en América Latina, donde generaba el 40% de los ingresos, la situación es altamente preocupante para los operadores emisivos de la región. Por un lado, por la cantidad de reprogramaciones que deberán hacer frente por servicios no utilizados. Por otra parte, por la cifra millonaria de devoluciones a gestionar, así como la incertidumbre por los anticipos girados a la naviera.

Hasta el viernes a última hora, los operadores se habían organizado para hacer sus planteos a la compañía y aguardaban una respuesta precisa para definir los próximos pasos a seguir.

En números

€ 50 millones de deuda sumarían las tres sociedades de Pullmantur.

150 mil serían los pasajeros afectados por la suspensión de servicios de la compañía.

40% de los ingresos de Pullmantur se producían en Latinoamérica.

3 eran los barcos (Monarch, Sovereign y Horizon) en alquiler con los que contaba la naviera.

Postea en tu Facebook

Notas de Tapa