COVID-19

Estados Unidos: siete de cada 10 agencias en peligro

Sin una ayuda adicional, según ASTA, el 70% de las agencias de Estados Unidos creen que estarán cerradas en seis meses o menos.

Un alarmante 71,3% de las agencias de viajes de Estados Unidos creen que estarán fuera del negocio dentro de los próximos seis meses si el Estado no instrumenta ayudas adicionales para paliar el impacto del Covid-19. “ Esto dejaría paralizado el canal de distribución principal de los proveedores de viajes y el público viajero se quedaría sin acceso a los servicios críticos que brindan los planificadores de viajes”, advirtió Zane Kerby, presidente y CEO de la Sociedad Estadounidense de Asesores de Viajes (ASTA), al dar a conocer los resultados de una encuesta entre 1.200 de sus miembros.

LA OTRA PANDEMIA DEL COVID-19.

El trabajo ilustra la devastación financiera causada por la pandemia de Covid-19 en el sector en Estados Unidos. “Todos los negocios en el país han sido impactados de una forma u otra, pero pocos han sido tan afectados o enfrentan un camino más largo de recuperación como la industria de agencias de viajes”, explicó Kerby, quien dijo que el 90% de los miembros de ASTA informaron que sus ingresos disminuyeron un 75% o más en comparación con 2019.

A mediano plazo el panorama no es alentador, ya que las agencias en Estados Unidos prevén un retraso proyectado de tres a 12 meses en los ingresos comerciales una vez que se reanuden las reservas de viajes.

TAMPOCO ALCANZA EN ESTADOS UNIDOS.

ASTA reconoce que sin los programas de ayuda provistos por el Gobierno de Estados Unidos la situación sería peor, pero también plantea que se necesita un alivio adicional para evitar que el cierre generalizado de agencias se convierta en la norma.

Están pidiendo que se incluya a las agencias como destinatarias de las ayudas por Covid-19 que se están dando a las aerolíneas, que se les proporcionen préstamos flexibles y que se extienda hasta fin de año las ayudas a los empleados de agencias despedidos y asesores de viajes independientes.

LA ENCUESTA.

Entre el 4 y el 5 de agosto ASTA encuestó a sus miembros sobre el impacto que la pandemia tuvo en sus negocios y los pasos que los gobiernos deben hacer para ayudarlos a recuperar su salud.

Según los casi 1.200 encuestados, el 75% ha despedido o suspendido al menos a un empleado y de ellos el 43,1% redujo tres cuartos de su plantilla laboral, pese a las ayudas otorgadas por el Gobierno de Estados Unidos.

Teniendo en cuenta las reservas de efectivo actuales, los encuestados informaron que se verán obligados a cerrar sus puertas dentro de: seis semanas o menos (15,8%); tres meses (24,3%); seis meses (31,2%), 12 meses (15,1%); o en más de un año (13,6%).

Más allá del alivio financiero para las empresas en dificultades, las agencias de Estados Unidos consideran que los gobiernos en general pueden tomar otras medidas para ayudar a la industria a recuperarse. Por orden de importancia, los encuestados clasificaron esas decisiones: 1) Desarrollar y distribuir ampliamente una vacuna Covid viable; 2) Levantar las orientaciones del Departamento de Estado contra todos los viajes internacionales; 3) Eliminar la prohibición de viajar a la Unión Europea a los ciudadanos estadounidenses; 4) Quitar la orden contra el reinicio de los cruceros; 5) Imponer la obligatoriedad de máscaras en los vuelos.

Temas relacionados

Postea en tu Facebook

Notas de Tapa