Estadísticas

IATA habla de recuperación plena para 2024

La IATA corrigió sus previsiones y atrasó la recuperación plena un año más. La demanda, según las estadísticas va más lento de lo esperado.

En los números que describen lo sucedido en junio pasado, IATA indica que la recuperación plena, a los niveles pre-Covid, se verificarán un año más tarde: 2024. Se mantiene la expectativa de que los cabotajes se recuperen antes que el tráfico internacional. El cambio, que ha supuesto retrasar la ansiada recuperación un año, tiene que ver con la lentitud en dejar atrás los cierres de frontera, fundamentalmente. En un pronóstico anterior, IATA afirmó que el tráfico, al cabo de 2020, disminuirá un 46% respecto de 2019. La actualización eleva esa caída al 55%.

En definitiva, todas las cifras hablan de una recuperación más lenta. Y en tal sentido hay una serie de elementos centrales. Por ejemplo, la lenta contención del virus en los mercados más desarrollados como Estados Unidos o Europa. De hecho, en las últimas horas se han verificado algunos rebrotes en esos mercados que representan el 40% de los mercados mundiales.

IATA Datos de junio 6.jpg
Fuente: IATA.

Fuente: IATA.

También se verifica una reducción de los viajes corporativos, los más rentables por una combinación de factores que incluyen desde menores presupuestos para la concreción de estos viajes hasta la correlación histórica entre el crecimiento del PBI y los viajes aéreos.

Finalmente, se constata también una débil confianza del consumidor. Si bien se verifica una demanda de viajes de placer y para visitar amigos y familiares contenida, las preocupaciones con relación a la seguridad laboral, así como el riesgo de contraer Covid-19 parecen imponerse a la voluntad de viajar. Por eso un 55% de los consultados en la encuesta afirma que no viajarán en 2020.

IATA Datos de junio 5.jpg
Fuente: IATA.

Fuente: IATA.

Si bien se espera que el número de pasajeros crezca un 62% para 2021, aún así se mantendrá un 30% por debajo de los registrados en 2019.

LOS PRONÓSTICOS DE LA IATA.

“El tráfico de pasajeros tocó fondo en abril, pero la fortaleza del repunte ha sido muy débil. La mejora que hemos visto ha sido el vuelo doméstico. Los mercados internacionales permanecen en gran medida cerrados. La confianza del consumidor está deprimida y la decisión del Reino Unido de fin de semana de imponer una cuarentena general a todos los viajeros que regresan de España no la ayuda. Y en muchas partes del mundo las infecciones siguen aumentando. Todo esto apunta a un período de recuperación más largo y más dolor para la industria y la economía global”, consideró Alexandre de Juniac, director General y CEO de IATA.

IATA Datos de junio 4.jpg
Fuente: IATA.

Fuente: IATA.

“Para las aerolíneas, estas son malas noticias que apuntan a la necesidad de que los gobiernos continúen con las medidas de ayuda, tanto financieras como de otro tipo. Por ejemplo, una exención completa de la temporada del invierno del Norte en la regla que rige los slots, del tipo ‘úsalo o o piérdelo’. Eso proporcionaría un alivio crítico a las aerolíneas en los horarios de planificación en medio de patrones de demanda impredecibles”, agregó De Juniac.

IATA Datos de junio 3.jpg
Fuente: IATA.

Fuente: IATA.

LOS NÚMEROS GENERALES DE JUNIO.

En definitiva, el tráfico internacional en junio mostró una caída del 96,8% respecto del mismo mes de 2019. Sólo presentó una mejora respecto de la caída de mayo, que había alcanzado el 98%, interanualmente. En consecuencia, la capacidad cayó un 93,2% y la ocupación promedio cayó 44,7 puntos porcentuales hasta el 38,9%.

En línea con los números globales, las aerolíneas latinoamericanas sufrieron una caída del 96,6% respecto de junio de 2019. La capacidad se desplomó un 95,7% y el load factor se desplomó 17,7 puntos porcentuales hasta el 66,2%.

IATA Datos de junio 2.jpg
Fuente: IATA.

Fuente: IATA.

Finalmente, con relación al tráfico en los mercados de cabotaje, la caída interanual en junio fue del 67,6%, lo que ha representado una notoria mejora respecto de mayo, cuando llegó a 78,4%. La capacidad se desplomó un 55,9% y el load factor cayó 22,8 puntos porcentuales hasta el 62,9%.

Postea en tu Facebook

Notas de Tapa