Cita en Doha

IATA puso la sostenibilidad en el eje de su encuentro anual

Durante su Asamblea Anual, IATA planteó la sostenibilidad como un eje de preocupaciones y políticas para todo el sector aéreo.

Esto tuvo particularmente varios hitos importantes en el encuentro, celebrado en Doha, cuando IATA se planteó renovar el llamamiento a los gobiernos de todo el mundo para que se comprometan “a adoptar una meta a largo plazo para descarbonizar la aviación”.

En tal sentido y según la IATA el ámbito ideal para eso será la celebración de la 41º Asamblea Anual de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), a fines de este año.

Las compañías aéreas por sí mismas, se están planteando un escenario de cero emisiones netas de carbono para 2050, en línea con el Acuerdo de París de reducir la temperatura 1,5°C.

Más información
IATA asegura que se reducirán las pérdidas

La descarbonización de la economía global exige inversión a través de todos los países y a lo largo del tiempo, en particular durante la transición energética de los combustibles fósiles a las energías renovables. Es muy importante construir políticas estables. Durante la AGM de IATA en octubre de 2021, las aerolíneas miembro de la asociación acordaron el ambicioso compromiso de alcanzar las cero emisiones netas en 2050. A medida que pasamos del compromiso a la acción, es fundamental que la industria cuente con el respaldo de los gobiernos con políticas centradas en el mismo objetivo de descarbonización”, dijo Willie Walsh, director general y CEO de IATA.

“Tengo la esperanza de que los gobiernos apoyarán este objetivo ambicioso de la industria con un compromiso a largo plazo durante la próxima asamblea de la OACI. La gente quiere ver una aviación que no produzca emisiones. Esperan que la industria y los gobiernos trabajen juntos. El compromiso de la industria para alcanzarlas cero emisiones netas en 2050 es firme. ¿Cómo explicarían los gobiernos a sus ciudadanos el hecho de no llegar a un acuerdo?”, dijo el ejecutivo.

Más información:
IATA y el cambio en la presidencia

IATA frente a una preocupación global

La propia IATA recordó que en un sondeo reciente a los pasajeros se pone en relieve “la preocupación por mejorar el impacto medioambiental de las aerolíneas es una prioridad para los pasajeros una vez dejamos atrás la pandemia: el 73% de los encuestados desean que la aviación se centre en reducir su impacto medioambiental a medida que se recupera de la crisis del Covid; dos tercios de los encuestados cree que aplicar más impuestos no acelerará el objetivo de cero emisiones, y dudan sobre si el dinero procedente de tales impuestos se emplea en proyectos de descarbonización”.

Incentivar la producción de SAF

Embed

Otro pedido de la IATA a los gobiernos es que se definan políticas de incentivo para incrementar la producción de Combustibles Sustentables de Aviación (Sustainable Air Fuels, SAF, en inglés).

IATA considera que incrementar la producción de SAF es un elemento central para alcanzar la meta de las cero emisiones de carbono para 2050.

Más información
¿Cómo está el transporte aéreo en Latinoamérica?

Estimaciones actuales confirman que el SAF representará el 65% de la mitigación de carbono. Ahora bien, esto supone una producción anual de 449 mil millones de litros.

Se están realizando inversiones para expandir la producción anual de SAF de los 125 millones de litros actuales a 5 mil millones para 2025. Pero IATA considera que, con los incentivos gubernamentales efectivos, la producción podría alcanzar los 30 mil millones de litros para 2030.

Más información
IATA y las tres lecciones que dejó la pandemia

“Los gobiernos no necesitan inventar un libro de jugadas. Los incentivos para la transición de la producción de electricidad a fuentes renovables como la solar o la eólica funcionaron. Como resultado, las soluciones de energía limpia ahora son baratas y ampliamente disponibles. Con incentivos similares para SAF, podríamos ver 30 mil millones de litros disponibles para 2030. Aunque todavía estamos lejos de donde debemos estar, sería un claro punto de inflexión hacia nuestra ambición neta cero de amplias cantidades de SAF a precios asequibles”, dijo Walsh.

Según IATA, en 2021, independientemente del precio (SAF es entre dos y cuatro veces el precio del combustible para aviones convencional), las aerolíneas compraron hasta la última gota de los 125 millones de litros de SAF que estaban disponibles.

Otras tecnologías de propulsión

Los aviones de hidrógeno y eléctricos son parte del plan de la aviación para lograr cero emisiones netas para 2050, pero es probable que se limiten a rutas de corta distancia. SAF es la solución comprobada para vuelos de larga distancia.

“Lo más probable es que los sistemas de propulsión de hidrógeno y/o electricidad estén disponibles para vuelos comerciales de corta distancia para 2035, pero la mayoría de las emisiones provienen de vuelos de fuselaje ancho de larga distancia y para abordar estas emisiones, SAF es la única solución comprobada. Sabemos que funciona, y debemos redoblar nuestros esfuerzos para lograr que todos los actores de la industria participen, incluidos los gobiernos, para aumentar la producción, la disponibilidad y la adopción”, dijo Sebastian Mikosz, vicepresidente sénior de Medio Ambiente y Sostenibilidad de IATA.

Más información
IATA apuesta a un despliegue seguro de la 5G

IATA y CO² Connect

IATA CO2 Connect.jpg
IATA CO2 Connect, la nueva herramienta de la IATA.

IATA CO2 Connect, la nueva herramienta de la IATA.

En Doha, IATA presentó además una nueva iniciativa denominada CO² Connect, a la que la propia Asociación definió como “una herramienta en línea que proporciona los cálculos de emisiones de CO² más precisos para cualquier vuelo comercial de pasajeros. IATA CO² Connect responde a la creciente demanda de transparencia de los datos de CO² vinculados a la información de consumo de combustible real y específica de la aerolínea y los factores de carga. Esto lo diferencia de los modelos de datos teóricos que ya existen en el mercado hoy en día”.

IATA CO² Connect está disponible para empresas dentro y fuera de la cadena de valor de los viajes, como empresas de gestión de viajes (TMC), agencias de viajes, aerolíneas o corporaciones multinacionales. Pueden acceder a los datos de emisiones de CO² relevantes e integrarlos de manera personalizada en sus herramientas de reserva de vuelos existentes. Los gestores de viajes o los viajeros pueden ver fácilmente las emisiones de CO² por ruta. La herramienta también permite la consolidación de datos con fines de elaboración de informes”.

IATA CO² Connect utiliza la Metodología de cálculo de CO² recientemente desarrollada, adoptada por la Conferencia de Servicio de Pasajeros de IATA en marzo de este año. Esto fue concebido por socios líderes de 20 aerolíneas y los principales fabricantes de aeronaves, en consulta con organismos internacionales de normalización y proveedores de servicios logísticos.

“Volar de forma sostenible y reducir las emisiones de CO² es una prioridad absoluta. El sector de la aviación está trabajando para lograr cero emisiones netas para 2050 y los viajeros quieren ser más conscientes de su huella de carbono. Con IATA CO² Connect, los gerentes de viajes individuales y corporativos pueden obtener cálculos precisos estandarizados para tomar las decisiones más sostenibles para sus viajes aéreos teniendo en cuenta los tipos de aeronaves, las rutas y la clase de servicio. Es importante destacar que los datos se pueden consolidar para fines de informes corporativos”, dijo Frederic Leger, vicepresidente Senior de Productos y Servicios Comerciales de IATA.

Las empresas interesadas en acceder a IATA CO² Connect pueden integrar los datos en las soluciones de gestión de viajes existentes a través de la interfaz de programación de aplicaciones (API) o la tecnología/formato de archivo plano.

A diferencia de muchas calculadoras de CO² existentes, IATA CO² Connect utiliza datos primarios de las aerolíneas.

Temas relacionados

Deja tu comentario

Notas de Tapa