CORONAVIRUS: CRUCEROS

Las navieras apoyan a las agencias de viajes

Con una mirada a futuro, las líneas de cruceros están afrontando el letal paso del Covid-19 confiando en el rol de la arteria vital de la industria para recuperar el terreno perdido. En este escenario, Estados Unidos es todo un ejemplo.

En algún momento que esperamos sea cercano, la industria turística reacomodará sus piezas tras los estragos del coronavirus. Habrá grandes reestructuraciones, seguramente, pero las aerolíneas volverán a tener sus aviones en el aire, los hoteles comenzarán a ver sus habitaciones ocupadas y los agentes de viajes retomarán las ventas.

Pero a los cruceros les espera el gran desafío de superar los temores que, de ahora en más y quizás por un buen tiempo, generarán las propuestas de ese tipo, que suelen concentrar grandes cantidad de huéspedes en espacios limitados.

En declaraciones a Travel Weekly, Ben Cordwell, analista de Viajes y Turismo de la consultora GlobalData, expresó: “Teniendo en cuenta que las operaciones de cruceros podrían estar restringidas por varios meses, es crucial que las empresas obtengan financiamiento para garantizar que puedan navegar en tiempos de gran incertidumbre”.

Según calcula GlobalData, entre las mejor paradas figuran Carnival Corp., que dispone de efectivo y equivalentes (activos líquidos) por US$ 518 millones; mientras que la caja de Royal Caribbean Cruises Ltd. alcanza los US$ 243,7 millones y la de Norwegian Cruise Line es de US$ 225 millones. Pero en tiempos difíciles, nada es demasiado.

En Estados Unidos, muchas empresas vinculadas a la industria esperan beneficiarse con el proyecto de ley del Senado aprobado el miércoles pasado que propone créditos de ayuda por US$ 2 mil millones. Pero la iniciativa especifica que las compañías beneficiadas deben estar creadas y organizadas en la Unión americana o bajo sus leyes, con operaciones significativas en su territorio y con la mayoría de sus trabajadores radicados en el país. Las líneas aéreas, los hoteles y las agencias de viajes se encuentran bajo esa órbita, pero no así muchas navieras por estar radicadas en otras naciones.

Por los motivos expresados, las líneas de cruceros están poniendo un foco muy especial en las agencias, la rama más débil del entramado comercial y, en tiempos difíciles, la más importante. Sin ellas no hay ventas.

En tal sentido, la voz de la CLIA (Cruise Line International Association) no se hizo esperar. “Los cruceros, dijo un vocero, son una arteria vital para la economía estadounidense que sostiene más de 421 mil fuentes de trabajo que contribuyen con cerca de US$ 53 mil millones a la economía nacional. Es una actividad que sustenta los ingresos de agencias de viajes, aerolíneas, hoteles y una gran gama de servicios a todo lo largo de Estados Unidos. Por tal motivo, continuaremos bregando para brindar apoyo a los agentes de viajes.”

En declaraciones a la prensa, Carnival Corp. expresó que no había solicitado ningún apoyo del gobierno federal. “No lo pedimos ni lo esperamos, pero junto a otras líneas de cruceros abogamos por el apoyo incondicional a las agencias de viajes de todo el país”

“MÁS VALIOSOS QUE NUNCA”.

En un videomensaje dirigido al canal de distribución, Richard Fain, presidente de Royal Caribbean, sostuvo que cuando finalice la crisis del coronavirus los ‘asesores de viajes´ (así se los llama en EE.UU.) serán más valiosos que nunca. "En el nuevo mundo que seguirá a la crisis actual, dijo, su valor como asesores de viajes se vuelve aún más crítico. La gente necesita hechos y vuestra capacidad para proporcionar esa experiencia y educar al público sobre el valor de un crucero será invaluable".

Richard Fain vaticinó que el “día después” habrá una gran demanda vacacional

Fain alentó a prepararse para "los mejores tiempos que se avecinan" y manifestó su esperanza de que los asesores estén listos para responder de inmediato cuando termine la crisis, opinó. Y vaticinó que el “día después” habrá una gran demanda de vacaciones.

"Estas semanas de distanciamiento social están creando la necesidad de estar juntos y crear recuerdos y cuando pase la situación actual las grandes vacaciones tendrán una notable demanda. Y cuando llegue ese momento, los clientes de los asesores los recordarán. La gente estará lista para salir de vacaciones y van a recordar cómo los apoyaste y te apoyarán", pronosticó el ejecutivo.

Fain reiteró su fe en la capacidad de recuperación del segmento expresando que "si bien en el corto plazo sigue pareciendo difícil, sigo creyendo, sin lugar a dudas, en el largo plazo. A nosotros nos llega el Celebrity Apex, se viene Odyssey of the Seas y siempre será un día perfecto en Coco Cay". Fain también subrayó que en RCCL hay equipos que planifican "nuestro regreso al mercado en este mismo momento y que se aseguran de que los barcos tengan los mejores procedimientos de salud y saneamiento de su clase aprovechando las duras lecciones que hemos aprendido en estos últimos meses”.

El presidente del grupo naviero cerró su mensaje recalcando: "A medida que completamos el proceso de volver al servicio, pensamos en el papel de los asesores de viajes. Como saben, en Royal Caribbean siempre hemos creído en el tremendo valor que nos brindan a nosotros y a sus clientes. Los admiramos y apreciamos”.

Deja tu comentario

Notas de Tapa