Sector en crisis

Las low cost airlines europeas también luchan por sobrevivir

Ryanair lanzó una promo 2x1, Easyjet busca reducir costos, Wizzair recorta oferta y Norwegian acumula pérdidas: las low cost airlines dan pelea en la tormenta.

“¡Lleva a tu amigo a un descanso gratis!”, así tituló Ryanair una de sus últimas y polémicas promociones, en lo que se constituyó en una cabal prueba de que las low cost airlines dan pelea en plena crisis. La empresa lanzó su iniciativa comercial durante una sola jornada, el pasado 24 de septiembre y se puede equiparar con un 2X1: por cada ticket comprado se accedía a otro gratis. Ryanair habló de “Compre uno y obtenga otro gratis”, e incluyó en ella un total de 1.600 rutas de toda su red, para viajar desde el 25 de septiembre hasta el 14 de diciembre de 2020. La única condición impuesta por la low cost es que el ticket adquirido aplicara el nivel Value Fare.

La iniciativa tiene que ver con tratar, por parte de Ryanair, de tener un año fiscal “aceptable”. La empresa comienza su año en marzo y claramente los primeros seis meses se han visto duramente afectados por la pandemia de Covid-19.

Ajuste de oferta

Las estadísticas muestran que la oferta de asientos interanual del mes de septiembre (comparando 2020 vs. 2019), en toda Europa, muestra una reducción del 49%, pero a su vez muestra una caída del 15% con relación a agosto 2020. Esto supone, que las compañías aéreas europeas, en general, están reduciendo la oferta ante una recuperación del sector que avanza de modo mucho más lento al esperado.

En tal sentido, la otra gran low cost europea, la húngara Wizz Air, confirmó que en octubre volará sólo el 50% de su operación normal. Pero incluso, la compañía anticipó que podría mantener ese nivel de distancia con las operaciones de 2019, para todo el resto del invierno europeo.

A320 Wizzair.jpg
Un Airbus A320 de Wizzair.

Un Airbus A320 de Wizzair.

Malos números

Claramente, las low cost europeas no son una excepción en la ola de resultados negativos que afectan al sector. En los meses de julio y agosto, Norwegian vio reducido su tráfico en un 96%. Fue en julio cuando la compañía retomó las operaciones con la apertura de 76 rutas y adicionando 15 aviones a su plan original. Sin embargo, la empresa ha ajustado y reducido desde entonces, las rutas y vuelos ofrecidos.

“La demanda de los pasajeros sigue viéndose rápidamente afectada por los cambios en las restricciones de viaje en diferentes mercados. Estamos adaptando continuamente nuestra red para ajustarnos a dichos cambios, según sea necesario, de modo que podamos asegurarnos mantener abiertas rutas aéreas que resultan vitales y para concentrar la oferta en línea con la demanda. La prolongada crisis que ha afectado a todos los rincones del sector de la aviación continúa creando incertidumbre en todos los mercados”, comentó Jacob Schram, CEO de Norwegian.

B737 Norwegian.jpg
Un Boeing B-737/800 de Norwegian.

Un Boeing B-737/800 de Norwegian.

Cuestión de supervivencia

Incluso, la crisis ha llegado a tal punto que si algunas empresas tradicionales ven en riesgo su supervivencia, tampoco las low cost lo tienen asegurado. Las últimas 48 horas han sido singularmente difíciles para la británica Easyjet a partir de las declaraciones de Martin Entwisle,

En un filtración a la prensa, reflejada por BBC News, este dirigente del sindicato británico de pilotos (Balpa), habría afirmado que Easyjet está en una situación “realmente terrible” y que su supervivencia “pende de un hilo”. Sus declaraciones se agigantan a partir de confirmarse que las formuló luego de reunirse con el director Financiero de la compañía, Andrew Findlay. “Si no tenemos un buen verano el próximo verano y ganamos una cantidad considerable de dinero, realmente nos vamos a quedar sin trabajo”, habría completado Entwisle. Hasta el momento, Easyjet puso al 80% de sus pilotos bajo licencia, obtuvo un préstamo de £ 600 millones y ha vendido alrededor del 20% de los aviones de su flota. Pese a eso planea despedir hasta 4.500 empleados y planea recortes de operaciones de entre 50 y 60% en diversas bases para el invierno que se aproxima. La compañía salió al cruce del artículo periodístico de la BBC News afirmando que las declaraciones no “reflejan lo que dice Easyjet o su director financiero”. “Hemos dejado claro que toda la industria se ha visto afectada por la pandemia; sin embargo, EasyJet ha adoptado un enfoque prudente en cuanto a capacidad y las acciones adecuadas en conservación de efectivo. La aerolínea sigue revisando todas las opciones de liquidez, pero no se han tomado decisiones”, comentaron desde la low cost.

A320 Easyjet.jpg
Un Airbus A320 de Easyjet.

Un Airbus A320 de Easyjet.

Notas de Tapa