Sector en alerta

NDC de Latam enciende las alarmas entre las agencias

La implementación de NDC por parte de Latam Airlines Group disparó la preocupación en las agencias de toda la región.

La decisión de Latam Airlines Group de “bajarse” de Amadeus ha encendido las alarmas en la región para las agencias de viajes. La propia transportadora informó que acompañando esa decisión impulsará el desarrollo de una plataforma NDC.

“El problema no es ´lo que es´ el NDC, el problema es lo que implica”, explicó un agente de viajes IATA. Y es que el New Distribution Capability (NDC) es el nombre tras el cual se produce un reemplazo tecnológico: el cambio del lenguaje Edifact por el XML. Los PNR actuales, en Edifact, tienen una limitación “de espacio” respecto de la información que pueden contener. El XML, en cambio, permite más detalles. Esto supone abrir las posibilidades de comercialización y personalizar más las elecciones de los viajeros en torno a los tickets y a los denominados “ingresos auxiliares” (todos los servicios extra que han sido desagregados de la tarifa). Planteado así aparece algo “inocente”. El problema es que las líneas aéreas, a caballo de este cambio, plantean modificar los esquemas de comercialización, saliendo de los GDS (Global Distribution System) y proponiendo plataformas de venta directas a las agencias, utilizando el lenguaje NDC. Y esto pese a que todos los GDS, al menos los tres principales (Amadeus, Sabre y Travelport) han incorporado tecnología XML, se han certificado al respecto y han ofrecido esto a sus usuarios, las líneas aéreas.

¿Cuál es el problema? “Es una involución, el GDS a lo largo de las décadas avanzó consolidando la oferta, es decir reuniendo oferta en un solo lugar. Y esto permite, a su vez, la posibilidad de comparar: pedir la disponibilidad de una ruta y ver y comparar todos los vuelos que la cubren y todas las opciones tarifarias disponibles”, explicó un operador mayorista. “Las plataformas directas de NDC representan que el agente de viajes debe estar conectado a cada una, a varias, para poder acceder a la oferta de cada compañía aérea por separado, y comparar. Por otra parte, salir de los GDS les significa perder los incentivos que ellos brindan”, continuó. Cada GDS desarrolla una política de incentivos a partir de la producción, esto es: cuántos más tickets reservan las agencias, se reduce lo que finalmente deben pagar por el servicio. Si no canalizan sus reservas por los GDS y lo hacen en cambio por las plataformas NDC, esa producción bajará irremediablemente.

En paralelo, las líneas aéreas que ya han avanzado en el NDC han planteado una discriminación, ofreciendo tarifas distintas y mejores en esas plataformas que a través de los GDS, como ha sucedido con Iberia. Incluso, en algunos casos (Lufthansa, por ejemplo), la venta vía GDS comenzó a ser penalizada con un cargo extra. Y a esto se suma que las agencias deberán adecuar sus sistemas de back office, hoy perfectamente adaptados a los GDS, al nuevo NDC, lo que representará una necesaria inversión en un contexto de mercado realmente adverso.

En general las agencias de viajes se saben en el medio de un enfrentamiento comercial -líneas aéreas vs. GDS- pero están casi seguras de que, si las transportadoras “triunfan”, las empresas de turismo también se verán perjudicadas.

NDC: historia de la polémica

Esta problemática no es nueva, ya la han atravesado las agencias de viajes en Europa. En noviembre de 2019, Iberia y British Airways celebraron haber alcanzado la certificación NDC de Nivel 4, según los estándares de IATA. “Damos un paso importante en el desarrollo de nuestro canal NDC”, precisó Cliff Trotta, director de Distribución Comercial y Planificación de Ventas de Iberia. “Nuestros equipos han trabajado mucho para armonizar y mejorar la convergencia de nuestras respuestas XML en cada uno de nuestros APIs, lo que facilitará la conexión de los agentes y agregadores con las dos compañías aéreas, que podrán acceder de forma instantánea a nuestro contenido NDC”, agregó el ejecutivo. Por su parte, Ian Luck, director de Distribución de British Airways, explicó: “Este anuncio demuestra nuestra ambición de adoptar el NDC de forma masiva y refleja la inversión que estamos haciendo”. Como decíamos antes, en el mismo comunicado, ambas compañías aseguran que “comenzarán a distribuir tarifas básicas en exclusiva a través de las soluciones NDC”. Para febrero de 2020, Iberia celebró canalizar el 20% de sus ventas por el NDC.

Más cerca, en nuestra Latinoamérica, el Folatur (Foro Latinoamericano de Turismo), ya expresó su preocupación por el NDC en el pasado, cuando éste comenzó a desarrollarse de la mano de las aerolíneas europeas. “Primero fue Lufthansa, después IAG (Iberia y British Airways) y luego Air France-KLM, y el día de mañana es de imaginar que serán el resto de las aerolíneas asociadas al lobby aéreo las que discriminen a las agencias con un recargo por emitir billetes a través de los GDS”, expresó Folatur en un comunicado. Según el Foro “el nuevo sistema de distribución mundial de tarifas aéreas que quiere imponer IATA golpea el principio de transparencia que protege el sistema actual, porque estaría condicionado a los intereses de una de las partes, en este caso, las grandes líneas aéreas”.

Como indicábamos antes las plataformas NDC son acusadas por Folatur de “entorpecer la existencia de un sistema centralizado de información, cotización y venta, operado por un tercero independiente con el efecto de obstaculizar la transparencia en la oferta y distribución independiente de billetes aéreos”. A varios años vista, el Folatur ha vuelto por estos días a analizar profundamente la cuestión.

Desde Indra explican el NDC

Embed

Iberia explica el NDC

Embed

Notas de Tapa