Asamblea de accionistas

Porqué Latam Airlines Group repartió dividendos

Con días de diferencia, los dueños de Latam Airlines Group distribuyeron dividendos y dispusieron el despido de poco más de 1.400 trabajadores. ¿Cuál es la historia oculta de esa contradicción?

Tras la celebración de la última Asamblea Accionaria, Latam Airlines Group dispuso distribuir dividendos entre sus socios: un total de US$ 57 millones. La noticia trascendió a comienzos de mayo y contrastó fuertemente con las negociaciones que el propio grupo aéreo encaró con los gobiernos de Brasil, Chile, Perú, Colombia y Ecuador, para alcanzar algún tipo de asistencia financiera. No fueron pocos los que señalaron la contradicción e incluso hablaron de “malas señales al mercado”.

¿Había entonces alguna explicación a este desaguisado? Sí, la hay. En principio vale aclarar que la legislación chilena contempla la figura de los “dividendos mandatorios” y obliga a distribuir el 30% de los beneficios de cada empresa. Ahora bien, también es cierto que la ley permite, con acuerdo de todos los socios, diferir, es decir postergar el cobro de esos dividendos.

Y LATAM REPARTIÓ DIVIDENDOS.

¿Qué es lo que sucedió entonces?, ¿porqué se decidió la distribución de dividendos pese a todo? Constituida la Asamblea, designadas sus autoridades, se procedió con los diversos aspectos del orden del día.

Al llegar la hora de decidir sobre los dividendos, la propuesta del directorio fue la de postergar el reparto. “En vista de la crisis que afecta al mundo entero y muy especialmente a la industria aérea, y el nivel de incertidumbre de dicha crisis y sus consecuencias, el Directorio es de la opinión de diferir el pago de cualquier dividendo con cargo a las utilidades líquidas del Ejercicio 2019 hacia el futuro, para cuando las circunstancias lo hagan aconsejable”. Sin embargo, el punto fue sometido a votación y para aprobarse debía obtener el respaldo de una mayoría accionaria de dos tercios.

Tanto los representantes en el directorio de Delta Airlines, de Qatar Airways, como los de la Familia Cueto (Costa Verde Aeronáutica) y los representantes de diversas AFP (Aseguradoras de Fondos de Pensión), votaron a favor de diferir la distribución de dividendos. Es más, uno de quienes votaron manifestó que no distribuir dividendos “le entrega una mejor señal al mercado de lo que está pasando con Latam”.

¿Quiénes votaron a favor de cobrar? La representación de los inversionistas extranjeros del Banco Santander, el propio banco, el JP Morgan, el HSBC, el Banco de Chile, y la firma Banchile Corredores de Bolsa. En definitiva, casi un 25% del accionariado votó a favor de cobrar. Curiosamente, fue la opinión mayoritaria entre los bancos representados en el directorio.

EL ESTADO DE LAS NEGOCIACIONES.

Mediante un Hecho Esencial, Latam le informó a la Bolsa de Valores de Santiago cómo están las negociaciones para recibir asistencia financiera en la región. En el caso de Colombia y Chile, aunque admite que ha solicitado asistencia financiera formal y que ha mantenido negociaciones, concluye del mismo modo: “a la fecha no existe tratativas o avances que permitan a Latam esperar que dicho apoyo se concretará”. En el caso de Brasil, hay más optimismo. Habría una propuesta financiera diseñada por el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil (BNDES), y que incluiría la participación de algunos otros bancos privados. Si bien no se ajusta a lo que Latam pedía, la empresa aceptó profundizar en esta solución.

Deja tu comentario

Notas de Tapa