AEROCOMERCIAL

Ryanair demanda al Reino Unido por manejo de fronteras

El sistema de semáforos no tiene un manejo claro, argumentan desde Ryanair y la gestora aeroportuaria MAG que denunciaron al gobierno del Reino Unido.

Ryanair y MAG, empresa concesionaria que administra los aeropuertos de Manchester, Stanstead y East Midlands, promovieron una demanda judicial contra el gobierno del Reino Unido. El planteo fundamental es que no habría un manejo claro del sistema sanitario de semáforos, por parte de las autoridades. Como ejemplo citan que la Lista de países en Verde (es decir hacia y dónde los viajes están autorizados) incluía originalmente a Portugal. Sin embargo, posteriormente, se vetó a ese país rebajándolo a las Lista de países en Rojo, sin explicaciones y sin que hubiera variado la situación epidemiológica. Una situación parecida enfrenta Malta, que debió haber ingresado a la Lista Verde, pero sigue vetada sin explicaciones. Las críticas de la low cost y el aeropuerto continúan con el retraso en la apertura de fronteras, que recientemente fue demorada hasta el 19 de julio. Esta situación es gravosa y perjudicial para la actividad turística en general y, por otro lado, todas las vacunas se han revelado efectivas contra las nuevas cepas y los grupos de riesgo británicos están en su enorme mayoría ya vacunados.

“La política de viajes Covid del Reino Unido es un desastre. La Lista Verde no existe porque países como Malta y Portugal, con números de casos de Covid más bajos que el Reino Unido y tasas de vacunación en rápido aumento, permanecen en la Lista Ámbar. Mientras tanto, los ciudadanos del Reino Unido, de los cuales casi el 80% de los cuales serán vacunados a fines de junio, continúan enfrentándose a las restricciones de Covid para viajar hacia y desde la Unión Europea, a pesar de que la mayoría de los ciudadanos de la Unión Europea también serán vacunados al final de junio”, disparó Michael O’Leary, CEO de Ryanair DAC, hólding matriz de la low cost. “El turismo y la aviación del Reino Unido necesitan una política de viajes pragmática, que permita a los ciudadanos vacunados del Reino Unido y la UE viajar entre ambas partes sin necesidad de cuarentena o pruebas de PCR negativas. Esto permitirá al menos a la industria del turismo del Reino Unido planificar lo que queda de la temporada de verano y hacer que cientos de miles de personas vuelvan a trabajar. Es hora de que Boris Johnson ponga fin a su grave mala gestión de Covid y aproveche el exitoso programa de vacunas del Reino Unido para permitir el restablecimiento de la libre circulación de ciudadanos británicos vacunados y sus familias”.

Por la apertura en el Reino Unido

Por su parte, Charlie Cornish, CEO de MAG, comentó: “Originalmente le dimos la bienvenida al sistema de semáforos del Global Travel Taskforce, que según el gobierno se basaría en un enfoque claro y consistente, sostenido en evidencia para facilitar el retorno seguro, sostenible y sólido de los viajes internacionales. Sin embargo, los acontecimientos recientes sugieren que el gobierno ahora no está dispuesto a abrir los viajes internacionales poniendo a los países de bajo riesgo en la Lista Verde”. “Para la mayoría de los países, el semáforo parece estar atascado en Ámbar, sin ninguna razón obvia, a pesar de tener tasas de prevalencia mucho más bajas que en el Reino Unido. El gobierno no está siendo abierto y simplemente no podemos entender cómo está tomando decisiones que son fundamentales para nuestra capacidad de planificar y dar a los clientes la confianza para reservar los viajes con anticipación”, repuso Cornish. “Estos problemas deben resolverse con urgencia, y antes del punto de revisión a finales de este mes para permitir que todos comprendan cómo funciona el sistema y crear la oportunidad para que los viajes internacionales se reanuden”, concluyó el ejecutivo.

En horas posteriores de conocida la presentación legal, otras dos líneas aéreas, British Airways y Virgin Atlantic, apoyaron la moción legal y la avalaron.

Notas de Tapa