PANORAMA

Sky Cruise: ¿realidad o ciencia ficción?

Combinación de avión y crucero, Sky Cruise se propone revolucionar el turismo llevando a 5 mil pasajeros alrededor del mundo, con lujos y a todo lo alto.

Por ahora, el proyecto Sky Cruise, un avión-crucero, suena a pura ciencia ficción. Sin embargo, el científico Hashem Al-Ghali confía que entre 2030 y 2040 su iniciativa pueda hacerse realidad.

De ser asi, tras su despegue, Sky Cruise nunca descenderá al planeta Tierra, sino que lo circunvalará transportando a unos 5 mil pasajeros que vivirán la experiencia a todo lujo. Los afortunados (y acaudalados) huéspedes llegarán en vuelos comerciales o privados que aterrizarán en su monumental estructura, dotada de un amplio sector vidriado con vistas panorámicas, balcones, ascensores externos, varios restaurantes y bares, gimnasio, piscina, salones para bodas y reuniones, y hasta un centro comercial de varios niveles. Todo bajo régimen all inclusive.

Además, un mirador de 360° instalado en la parte trasera del fuselaje invitará a los pasajeros a observar auroras boreales, anaranjados amaneceres, mares y cordilleras.

Posibles problemas de salud se resolverán con un mini hospital equipado con tecnología de punta. Y eventuales tareas de mantenimiento o reparaciones se realizarán en el aire, sin necesidad de aterrizaje alguno.

Sky Cruise.jpg
Sky Cruise, render de un proyecto que, por ahora al menos, suena más a utopía que a realidad.

Sky Cruise, render de un proyecto que, por ahora al menos, suena más a utopía que a realidad.

Como si todo esto fuera poco, también sorprende la propulsión prevista por Al-Ghali, a cargo de 20 motores alimentados por energía nuclear que reducirían al mínimo la huella de carbono. ¿Pilotos? No serían necesarios: según explicó su inventor al medio estadounidense Daily Star, la Inteligencia Artificial (IA) tomaría los comandos, prediciendo incluso posibles turbulencias.

El avión-crucero bajo la lupa

Más allá de tratarse, quizás, de un sueño utópico, lo cierto es que Sky Cruise está dando que hablar. Un video subido a YouTube con el prototipo de Hashem Al-Ghali acumuló más de 2,1 millones de visualizaciones en los primeros 10 días. E importantes medios de comunicación del mundo entero le vienen dedicando extensas coberturas.

Pero, con los pies literalmente sobre la tierra, las críticas abundan. “Si la física y la aerodinámica no existieran, esta nave estaría lista para despegar”, puede leerse en un irónico comentario de YouTube. “¿Qué pasaría si combinamos el Titanic con el Hindenburg y luego le ponemos un reactor nuclear?”, dice otro posteo.

Con base técnica, Murat Piker, ingeniero de Diseño de Sistemas Mecánicos de Boeing, puso en tela de juicio la seguridad de los pasajeros al existir un reactor nuclear funcionando cerca de ellos. “La radiación podría afectarlos”, sostuvo.

Pese a todo, Al-Ghali, un comunicador científico nacido en Yemen en 1990, conjetura que su iniciativa es totalmente viable y que “podría ser el futuro del transporte”. El tiempo lo dirá.

Nuclear-Powered Sky Hotel

Deja tu comentario

Notas de Tapa