TRANSPORTE

Trenes de alta velocidad: ¿más rápidos que los aviones?

Los trenes de alta velocidad ganan mercados gracias a la rapidez y eficiencia en conectar destinos. Una realidad del Primer Mundo, también en formato low cost.

Los trenes de alta velocidad (TAV) son rápidos, silenciosos y amigables con el medio ambiente. Además, en algunos trayectos resultan más veloces que un avión si te toma el viaje de punta a punta. No en vano son cada vez más populares en Europa, Asia y, en los últimos tiempos, consolidándose en Estados Unidos.

Aunque hablar de este eficiente medio de transporte todavía siga siendo un sueño imposible de realizar en América Latina, los trenes bala no son ninguna novedad en otras latitudes. El primero en operar data de 1939: el ElletroTreno ETR 200, que recorrió los 314 km. que separan Florencia de Milán a una velocidad máxima de 204 km/h.

En la actualidad, la Comisión Europea y la Unión Internacional de Ferrocarriles (UIC, por sus siglas en francés) clasifican como trenes de alta velocidad a aquellos que alcanzan o superan los 250 km/h. Aunque los más rápidos del mundo circulan en Japón, el Viejo Continente atesora el 60% de las líneas ferroviarias de alta velocidad de todo el planeta. El restante 40% se lo reparten entre Asia (30%), América y África (10%).

Con 3.487 km. de tendido ferroviario, España es el país con la red TAV más extensa de Europa. Le siguen Francia y Alemania, con 2.734 km. y 1.571 km., respectivamente. En contraposición, Países Bajos dispone de la malla más corta, de tan sólo 90 km.

En Japón, la red de trenes de alta velocidad cubre 3.041 km. y en China, líder global en la materia, 40.267 km.

Europa, líder en alta velocidad ferroviaria

Se suele decir que nada es más rápido que volar y nada es más lento que un aeropuerto. Los estrictos controles de seguridad a los que se exponen los pasajeros incrementan considerablemente la duración de un viaje, más allá de la tediosa fila si fuera necesario facturar equipaje para bodega.

Según informa el diario español ABC, hay 14 rutas europeas en las cuales donde el tren le gana al avión. Así, el trayecto entre Bruselas y París se puede recorrer en 1.22 hs., mientras que en avión llega a alcanzar hasta 5.30 hs. Si el destino fuera, desde ese mismo punto de partida Londres o Amsterdam, el ahorro de tiempo será aproximadamente de 3.15 hs.

Los beneficios son concretos y de hecho entre las capitales de Francia y Bélgica, el enlace por tren rápido ha adquirido un sobresaliente 95% de cuota de mercado.

Trenes de alta velocidad.jpg
Espacios amplios, silencio de marcha e inclusive wi-fi, aspectos que caracterizan a los trenes de alta velocidad.

Espacios amplios, silencio de marcha e inclusive wi-fi, aspectos que caracterizan a los trenes de alta velocidad.

Por otra parte, los trenes ICE alemanes han establecido una frondosa red interna que economiza los tiempos de desplazamiento entre las urbes germanas y ha quitado todo protagonismo al avión para este tipo de itinerarios. Muchos de los trayectos de viajeros ejecutivos entre los dos hubs aéreos que tiene Lufthansa en Francfort (el principal) y el hub secundario de Múnich, se cubren mediante estos rápidos ferrocarriles que en muchos casos utilizan la tecnología de levitación magnética.

En Italia, los trenes Eurostar de alta velocidad que opera la compañía Trenitalia emplean 4.30 hs. en cubrir los dos polos político-económicos más importantes del país, Milán y Roma; apenas 1.20 hs. en enlazar las dos potentes ciudades de Turín y Milán; o conectar la capital transalpina con la populosa Nápoles en 1.30 hs.

Realidad estadounidense

Estados Unidos, por las grandes distancias de su geografía y la capacidad de lobby de las líneas aéreas, no se ha caracterizado por ser un pionero en la alta velocidad ferroviaria. Hasta diciembre de 2000, año en que se inauguró el corredor rápido del nordeste –entre Washington, Nueva York y Boston– esta modalidad de transporte era inexistente.

En el año de su lanzamiento, el tren Acela Express agrupó al 45% de los pasajeros entre Nueva York y Washington. Este servicio, que deja a los pasajeros en pleno centro de ambas ciudades, cubre los 360 km. que separan Nueva York de la capital de la Unión a una velocidad de hasta 240 km/h.

Hay que tener en cuenta que para poner en marcha este servicio no se tuvo que construir ni una sola milla de nuevo trazado, sino que solo debieron mejorarse algunos tramos de la red existente para adaptarla a las exigencias de unidades más rápidas, especialmente en las curvas.

En 2019, previo a la pandemia, el Acela Express transportó a más de 3,5 millones de pasajeros, compitiendo cara a cara con las líneas aéreas. Su operación está en manos de Amtrak, la empresa ferroviaria estatal estadounidense.

En cualquier caso, el Acela Express ofrece otras comodidades al pasajero que hacen palidecer a las comunes en un avión de pasajeros. Tales como llegar a las céntricas Penn Station, en Nueva York, Union Station, en Washington, o la 30th Street Station en Filadelfia, además de poder utilizar en todo el trayecto el celular Y si se desea hacer un “sueñito” durante el trayecto, se tiene la opción de escoger los "Quiet Car", expresamente reservados para descansar.

Mientras tanto en Florida sigue avanzando la fase final del proyecto privado Brightline, que nació en 2012 con la intención de unir las dos ciudades con mayor demanda turística del “Estado del Sol”: Miami y Orlando. A cargo de la firma All Aboard Florida y con una inversión estimada de US$ 1,5 mil millones, el funcionamiento del primer tramo se hizo realidad en mayo de 2018 al enlazar Miami con West Palm Beach. Los trabajos para concretar la llegada a Orlando se espera que finalicen en 2023.

Cabe puntualizar que el Brightline no es, estrictamente, un tren de alta velocidad pues su velocidad máxima está en el orden de los 200 km/h, bastante mayor, sin embargo, que la de un servicio convencional.

Mientras tanto, la empresa responsable del Brightline anunció que construirá el tendido de vías para operar un tren bala entre Las Vegas y Los Ángeles, trayecto de demandaría unas tres horas de travesía viajando entre 320 y 480 km/h. La idea es transportar 400 pasajeros en cada sentido cada 45 minutos y las obras demandarían tres años de trabajo.

También en formato low-cost

Al igual que las líneas aéreas de bajo costo marcaron una disrupción en los mercados comerciales de muchos países en el mundo, el concepto terminó llegando al negocio de los trenes de alta velocidad.

La primera presentación oficial de un tren de alta velocidad low-cost tuvo lugar en Francia en febrero de 2013. Lo hizo la empresa estatal SNCF, que un par de meses después puso en marcha –bajo la marca Ouigo– ocho rutas con cabeceras en las estaciones de Marne-el-Valle, próxima a Disneyland París, y Saint-Charles, en Marsella.

Bastante después, en enero de 2020 la estatal española Renfe dio a conocer su propia versión de bajo costo, el AVLO (Alta Velocidad Low Cost), el Talgo 112, que permitió elevar en un 20% la cantidad de pasajeros transportados por formación: 438 plazas en clase única, sin vagones ejecutivos ni tampoco vagón con cafería.

Para su lanzamiento en Fitur se ofrecieron durante 10 días 10 mil billetes a € 5 (mil tickets diarios). La ruta entre Madrid y Barcelona comenzó el 6 de abril a valores de entre € 10 y € 60. Al precio básico se le pueden añadir adicionales, como equipaje extra, selección de asiento o la posibilidad de realizar cambios o anulaciones.

Luego, en septiembre de 2020, a caballo de la desregulación del mercado, la francesa SNCF anunció la llegada de Ouigo a España. La marca inició su andadura el 10 de mayo de 2021 proponiendo 10 enlaces diarios a través del corredor de mayor demanda de ese país, entre Madrid y Barcelona, vía Zaragoza y Tarragona. Con tarifas desde tan sólo € 9, Ouigo llegó a vender hasta mil billetes por hora.

A diferencia del Avlo de Renfe, Ouigo cuenta con dos categorías de asientos, estándar y XL, y disponen de servicio de bar.

Recientemente, Ouigo aumentó a más de 12 mil plazas diarias su oferta entre Madrid y Barcelona, el doble de capacidad, al enlazar dos trenes en cada trayecto. Son 24 trenes por semana que pueden transportar hasta 1.018 pasajeros por formación, la más alta cantidad de capacidad ferroviaria en la historia española.

“Puesto que un tren de Ouigo contamina de media 80 veces menos que un avión y 50 veces menos que un coche, el hecho de transportar a un mayor número de viajeros en cada trayecto contribuye significativamente a reducir la huella de carbono en el país, convirtiendo este trayecto en el más sostenible del país”, sostuvo la compañía en un comunicado.

Cada resaltar que cada tren de doble composición transporta la misma cantidad de viajeros que 6,2 aviones Airbus A320 –el modelo más común entre Madrid y Barcelona, con 162 plazas de media–, o la cantidad equivalente a lo que transportan 509 coches tomando una ocupación promedio de dos personas por vehículo.

Cómo vender tres de alta velocidad

Los trenes de alta velocidad tienen varias ventajas respecto al avión, en especial para los viajeros corporativos de cortas y medianas distancias. Primeramente y como quedó dicho, porque los viajes comienzan y finalizan en los centros urbanos, reduciendo los costos de traslado hasta y desde los aeropuertos. Además, los pasajeros tienen que estar chequeándose dos o tres horas antes de la partida; con los TAV, unos 20 minutos de antelación son suficientes.

Trenes de alta velocidad.jpg
Los viajeros valoran el beneficio de viajar en tren desde el corazón de los grandes centros urbanos.

Los viajeros valoran el beneficio de viajar en tren desde el corazón de los grandes centros urbanos.

Después, sobresale el tema confort. Incluso en las clases más económicas el espacio entre asientos es mayor que en un avión. Y pueden comunicarse con sus teléfonos móviles.

En opinión de los gestores de viajes de empresa agrupados en la Global Business Travel Association (GBTA), "debido a la creciente demanda de los viajeros de negocios que quieren aprovechar el tiempo del desplazamiento, junto con una preocupación al alza en relación a temas medioambientales, las compañías ferroviarias están registrando un importante incremento en sus ventas".

Cuando en España fueron lanzados los primeros servicios TAV había cuatro puntos sobre el tapete para captar al lucrativo a los viajeros de negocios: horarios, cantidad de frecuencias, facilidad de embarque, tarifas y gestión de reservas. Todos fueron perfectamente cumplimentados por el servicio AVE.

El viajero corporativo de la nueva normalidad pide flexibilidad, ahorro de tiempos, productividad en el transcurso del viaje y la certidumbre de saber a qué hora va a llegar. Y los TAV se ajustan a la perfección a tales demandas, inclusive porque el usuario puede empezar a trabajar –o incluso tener reuniones en las pequeñas salas de reuniones de los trenes– desde el primer minuto en que se acomode a bordo.

Muchos de estos beneficios aplican a los viajeros de placer, que pueden ir de un punto a otro con menos preocupaciones. Y las tarifas, por lo general, suelen ser más bajas que el avión.

Una de las principales plataformas para reservar viajes en trenes en general en Europa, incluyendo servicios de alta velocidad, es GoTravelRes, Master GSA de Rail Europe desde 2021 para la atención de las agencias hispanoparlantes de Latinoamérica.

Esta firma dispone de una nueva herramienta online (gotrenes.com) que permite cotizar y reservar en tiempo real 19 opciones TAV, tanto para tramos individuales como pases con reserva de asiento en destino. Además, cuenta con acuerdos comerciales especiales y gestión de grupos.

“GoTravelRes tiene el know-how y la experiencia suficiente para atender y satisfacer todas las necesidades de las agencias de viajes de la región, acercándoles siempre los mejores productos de trenes y pases europeos, garantizando una experiencia de compra única”, afirmó un vocero de la empresa.

Europa: no al avión, sí al tren

A mediados de 2019, KLM lanzó la campaña “Volar con responsabilidad”, un mensaje disruptivo que, promoviendo la sostenibilidad y la reducción de emisiones contaminantes, sugirió a los pasajeros a que pensaran dos veces si es necesario tomar un avión para realizar un viaje.

Adicionalmente, el presidente y CEO de la compañía, Pieter Elbers, publicó una carta abierta en diarios de Estados Unidos, Brasil, Gran Bretaña y otros países instando a analizar el tema.

“En algunos casos, el ferrocarril y otras formas de movilidad pueden ser más sostenibles que volar, especialmente para los viajes cortos en sitios como en Europa”, afirmó la propia aerolínea. Inclusive, no solo esgrimió cuestiones ambientalistas, sino de comodidad: “¿Sabes que volar de Ámsterdam a Bruselas lleva más tiempo que hacerlo en tren?”.

En línea con esta sugerencia de KLM, el 1° de abril los vuelos más cortos de Francia, los servicios domésticos, desaparecieron. Quienes tengan que viajar en esos tramos deberán utilizar el tren. Se trata de la primera medida de ese calibre que se aplica en Europa. Sólo permanecerán operativos aquellos vuelos en conexión con el aeropuerto Charles De Gaulle, el hub de París. Debido a este esquema, aunque rutas como París/Lyon no se verán prácticamente afectadas, ya se han cancelado ya servicios desde el aeropuerto parisino de Orly a Burdeos, Nantes y Rennes.

El plan España 2050, presentado en mayo pasado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, plantea prohibir los vuelos en aquellos trayectos que se puedan cubrir en tren en menos de 2,30 hs. y nuevas tasas al uso de automóviles.

Por otra parte, un reciente análisis de Greenpeace CEE indica que terminar con los vuelos cortos en la Unión Europea cuando exista una alternativa de tren podría ahorrar suficiente petróleo como para reducir en cerca de € 2 mil millones las importaciones de crudo desde Rusia.

En cualquier caso, el alza del petróleo a raíz de la guerra entre Rusia y Ucrania está generando un factor de incertidumbre para las compañías de aviación comercial. Si a lo largo de 2022 el barril de crudo queda fijado en valores por encima de U$S 100, numerosas compañías aéreas se verán obligadas a trasladar el incremento de costos al precio de los billetes. En cambio, en Europa la mayoría de los ferrocarriles de alta velocidad se abastecen de la electricidad, que en muchos casos proviene de centrales nucleares.

TAV en Latinoamérica: asignatura pendiente

Si te trenes de alta velocidad se trata, América Latina es una región de sueños incumplidos.

En abril de 2008, Argentina adjudicó a la firma francesa Alstom la construcción de un tendido TAV de 710 km. de extensión en el corredor económico más importante del país, uniendo Buenos Aires con las ciudades de Rosario y Córdoba. Los pliegos de la licitación fueron por US$ 1.320,5 millones, aunque ya se estimaba un costo final cercano a los U$S 3 mil millones. Nunca se puso ni un solo durmiente.

En enero del 2015, el estado mexicano de Querétaro se llevó la lamentable sorpresa de que el proyecto de tren de alta velocidad que lo vincularía con la capital nacional fue suspendido indefinidamente por el entonces presidente Enrique Peña Nieto, citando como razón la salida del proyecto y cancelación de la licitación al consorcio asiático a cargo, liderado por China Railway.

En octubre de este mismo año, el gobierno de China presentó una demanda por US$ 600 millones contra el gobierno de México por dos cancelaciones que tuvo el concurso de la obra.

En Brasil, en tanto, el proyecto de construir un TAV uniendo las dos principales áreas metropolitanas del país, San Pablo y Río de Janeiro, del cual se viene debatiendo desde 2007, sigue en suspenso. Fue una de las promesas de campaña del partido que terminó en el poder, el PT de Lula da Silva.

Galicia acorta distancias con el resto de España gracias a la Alta Velocidad

Temas relacionados

Deja tu comentario

Notas de Tapa