Tensión en Estados Unidos

United y American despedirían casi 32 mil trabajadores

Vencida la protección de la Ley Cares y sin nueva asistencia financiera, American y United anunciaron despidos.

American y United comenzaran a suspender a un total de 32 mil empleados (19 mil la primera y 13 mil la segunda), tras el 1° de octubre. Y es que la Ley Cares (Coronavirus Aid, Relief and Economic Security: Ayuda, Alivio y Seguridad Económica ante el Coronavirus), tenía claramente una fecha de vencimiento, el 1° de octubre. Todas aquellas empresas que recibieron ayuda financiera en el marco de esta legislación no podían despedir personal hasta el 1° de octubre. El sector aerocomercial viene manifestando, que necesitará más ayuda financiera sobre la que ya recibió, por lo menos hasta fin de año.

Ya en julio pasado, American Airlines, Hawaiian Airlines, Sky West Airlines, Spirit Airlines y Frontier Airlines, acordaron un paquete de créditos por US$ 25 mil millones. Y hace pocas jornadas, el Departamento del Tesoro acordó con otro grupo de empresas (Alaska Airlines, American Airlines, Frontier Airlines, JetBlue Airways, Hawaiian Airlines, SkyWest Airlines y United Airlines), otro paquete por otros US$ 25 mil millones.

El miércoles de esta semana, Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes y líder del partido Demócrata, se reunió con el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, del partido Republicano, para delinear un plan de alivio que prolongue los efectos de la Ley Cares o los renueve. Ambos bloques políticos negociaron en las últimas semanas la posibilidad de votar algún tipo de asistencia extra, pero no se pusieron de acuerdo.

Lo cierto es que las suspensiones han comenzado. En una carta a sus empleados, Doug Parker, CEO de American Airlines, comentó: “si las condiciones de ayuda o asistencia cambian revertiremos nuestros procesos de licencia”. “Lamento mucho que hayamos llegado a este resultado”, agregó y prosiguió: “No es lo que todos se merecen”. Con relación al posible acuerdo entre ambos partidos en el Congreso señaló Parker que “es posible que puedan llegar a un acuerdo en los próximos días”. “También hay esfuerzos tanto en el Senado como en la Cámara de Representantes para aprobar una extensión de PSP (Payroll Support Program: Programa de Apoyo a la Nómina) independiente si el paquete de ayuda más amplio no avanza”, remarcó Parker.

Notas de Tapa