TECNOLOGÍA

Viajes: la construcción de un nuevo mundo resiliente

A medida que la confianza regresa a la industria de viajes, es menester fortalecerla y acelerar la recuperación teniendo a la tecnología como hilo conductor.

A medida que en el mundo comienzan a levantarse las restricciones por la pandemia, es importante considerar cómo ponemos los bloques de construcción para un nuevo mundo de los viajes. En Amadeus, como parte de nuestros esfuerzos, hemos lanzado la iniciativa Renew Travel, un compromiso para la renovación continua de la industria, lo que implica no sólo acelerar su recuperación, sino también en fortalecerla.

Cuando se trata de cumplir los requisitos del sector –como las iniciativas de viajes seguros, sostenibilidad, garantía de la salud y el crecimiento a largo plazo– nos comprometemos a apoyar una mayor colaboración en todo el ecosistema de la industria.

Al situar al viajero en el centro de todo lo que hacemos, podemos ayudar a superar los retos de la fragmentación y la fricción que se interponen en el camino de las grandes experiencias de viaje. Pero sólo podemos hacerlo trabajando juntos, como un solo sector.

Digitalización, un paso clave para los viajes

El ritmo de la digitalización sigue acelerándose, aportando auténticas ventajas tanto a nuestros clientes como a los viajeros.

Se ha acelerado enormemente, por ejemplo, la velocidad de implantación de la biometría en los aeropuertos de todo el mundo. Esto da lugar a viajes más fluidos, ya que los puntos de contacto físicos disminuyen y los tiempos de espera se reducen. La digitalización también permite integrar fácilmente los nuevos requisitos de acreditación sanitaria. Mientras tratamos de renovar nuestra industria, este es un ejemplo de un cambio que se convertirá en permanente, lo que significa que los viajes no sólo serán más seguros, sino más rápidos y eficientes.

Viajes.jpg
La tecnología es la gran aliada de los viajes pospandemia.

La tecnología es la gran aliada de los viajes pospandemia.

Además, estamos en camino hacia una sociedad que utilice cada vez menos dinero en efectivo, ya que los pagos digitales vienen experimentado un gran crecimiento. Este cambio, por el que abogamos desde hace tiempo, permitirá a las empresas de gestión una mayor visibilidad de los viajes y los gastos, creando una rica fuente de datos que podrá aprovecharse de formas nuevas e interesantes.

Para los viajeros de ocio también se han producido cambios que probablemente perduren. Los hoteleros han invertido en llaves digitales, que permiten a los huéspedes acceder a las habitaciones con una simple aplicación, mientras que los cuartos inteligentes ofrecerán una experiencia mejor, más cómoda y personalizada.

Como hilo conductor de estos ejemplos, la tecnología está impulsando la renovación. Debemos ser más inteligentes como industria para anticiparnos a las necesidades siempre cambiantes del viajero.

Reforzar la confianza de la industria

Pero nuestro trabajo no ha terminado. La confianza sigue siendo frágil y debemos movernos con convicción para garantizar que no se pierdan los logros alcanzados.

Las fronteras de algunos mercados importantes siguen cerradas a los viajeros internacionales, y otras cuestiones, como la consecución de las emisiones netas cero y la actual incertidumbre mundial, siguen planteando retos al sector.

Puede que la crisis haya centrado las mentes a corto plazo, pero también nos ha abierto los ojos a la posibilidad de cambio y renovación a largo plazo.

Hemos sido testigos de una nueva apertura a la innovación, a las nuevas formas de hacer las cosas, y esto debe ser aceptado mientras fortalecemos La industria para que pueda seguir siendo una fuerza para el bien. La demanda de viajes es inquebrantable y nuestro optimismo sobre el futuro no ha disminuido. La pandemia ha demostrado que la mentalidad, la determinación y el compromiso son importantes.

Aplicando la tecnología y la innovación, desarrolladas con el viajero en el centro, podemos potenciar y permitir que el ecosistema de los viajes ofrezca las grandes experiencias que todos deseamos, ya sea que viajemos en familia, con amigos o colegas.

Debemos ser más inteligentes como industria para anticiparnos a las necesidades siempre cambiantes del viajero Debemos ser más inteligentes como industria para anticiparnos a las necesidades siempre cambiantes del viajero

Deja tu comentario

Notas de Tapa